El huracán Florence está perdiendo su fuerza, reduciéndose de tormenta a depresión tropical, sin embargo las autoridades estadounidenses aún mantienen el llamado de alerta en los estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia, debido a las fuertes lluvias y vientos, que aún siguen causando daños a las comunidades de esta región norteamericana.

Los reportes emitidos por los voceros gubernamentales de Estados Unidos revelan que unas 13 personas han fallecido, especialmente por el impacto recibido por las lluvias extremas y la consecuente cantidad de agua que ha caído en las comunidades más vulnerables al huracán Florence.

En el estado de Carolina del Norte han fallecido 10 ciudadanos y 3 perdieron la vida en Carolina del Sur.

Entre las personas que fallecieron en Carolina del Sur se encuentra una señora de 61 años de edad, quien chocó su automóvil, contra un árbol que se había caído en la carretera, debido a los efectos ambientales devastadores que ocasionó el huracán Florecen en esta región.

Miles de hogares sin luz

Al menos 760 mil hogares permanecen sin servicio eléctrico en Carolina del Norte, mientras 36 mil están igualmente sin energía eléctrica en Carolina del Sur, debido a los daños que ha provocado Florence, tras su paso por la costa atlántica de los Estados Unidos.

Gracias a los continuos llamados de alerta realizados por las autoridades estadounidenses, muchas familias evacuaron a tiempo sus viviendas, oficinas y centros de trabajo, lo que ha significado al menos un alivio para los entes del Gobierno encargados de ayudar a la población más susceptible a padecer los efectos dañinos del huracán.

Vídeos destacados del día

Las lluvias intensas continuarán

Roy Cooper, gobernador de Carolina del Norte declaró ayer que “no lo puedo decir de una manera más clara, las aguas siguen subiendo y si no tienes cuidado, tu vida se pondrá en peligro”. Las intensas lluvias ocasionadas por el huracán Florence son una preocupación latente para las autoridades del gobierno de Estados Unidos, quienes continúan haciendo llamados de alerta en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia y otros estados cercanos, con la finalidad de que se mantengan las previsiones en todas estas comunidades.

Las autoridades estadounidenses llevan más de una semana alertando, de manera insistente, a los ciudadanos de la costa este de EUA sobre la urgente necesidad de realizar las evacuaciones obligatorias de estas regiones, sin embargo, se esperan más víctimas, especialmente entre aquellas personas que siguen desobedeciendo las órdenes de desalojo, ante la llegada del huracán Florence.