Los estados de Carolina del Norte y Carolina del Sur son los más afectados por el paso del huracán Florence, que dejó un saldo de 43 personas fallecidas, de acuerdo a los reportes emitidos por autoridades gubernamentales de Estados Unidos, mientras continúan los llamados a la población residente a realizar más evacuaciones y desalojos preventivos, porque los ríos continúan desbordándose y causando daños.

Comunidades enteras están afectadas por las inmensas inundaciones y muchas viviendas tienen elevados niveles de agua, que en muchos casos hasta superan los tres metros de altura. Voceros gubernamentales siguen alertando a la población y ordenando nuevas evacuaciones [VIDEO], que han obligado a los pobladores de Carolina del Sur a desplazarse hacia terrenos más elevados, para mantenerse resguardados del exceso de agua, debido a las inmensas inundaciones.

Muchísimas son las escenas en las cuales se puede apreciar a los pobladores desalojando sus casas con los pocos insumos y enseres que pueden llevar consigo, para protegerse del paso del huracán, el cual no solo ha provocado que muchas familias perdieran sus casas, sino también sus automóviles, dejándolos sin su medio de transporte habitual para movilizarse en estos estados de la costa este de Estados Unidos.

Esfuerzos para resguardar a las familias y sus mascotas

Se ha podido apreciar también a los residentes de estas regiones, no solamente poner en resguardo a sus familiares, sino a sus mascotas y animales de granja, bien sean perros, gatos, gallinas o conejos, en un esfuerzo por mantenerlos a salvo de las intensas lluvias e inundaciones. Son muchas las granjas y sembradíos que se encuentran severamente afectados por las fuertes lluvias y vientos que dejó Florence, muchos poste de luz eléctrica se encuentran derrumbados y hay varias vías automovilísticas obstaculizadas.

Vídeos destacados del día

Entre las personas fallecidas, se encuentra un anciano, cuyo cuerpo fue encontrado en el interior de una camioneta tipo pickup, la cual quedó sumergida bajo las aguas en Carolina del Sur. Aún se realizan desalojos obligatorios de viviendas con el apoyo de las autoridades gubernamentales, porque las aguas siguen subiendo de nivel, especialmente en las Carolinas, que fueron los estados más afectados, tras el paso del huracán Florence.

Autoridades mantienen el llamado de alerta en Carolina del Sur

Henry McMaster, gobernador de Carolina del Sur, declaró que “aunque ya cesaron los fuertes vientos y no hay lluvias intensas, aún hay mucha agua y lo peor está por llegar”. Por otra parte, también se continúan haciendo llamados a la población residente de la costa atlántica para que se mantengan alerta y sigan las orientaciones de los grupos de rescate estadounidenses y voluntarios para que sigan resguardados, porque es probable que las inundaciones empeoren en los próximos días.

Al respecto, el presidente estadounidense Donald Trump declaró, durante un evento en el cual participada en Las Vegas, Nevada, que “al estado de Carolina del Sur le espera una tarea complicada, porque en esta región las inundaciones continúan aumentando”.