Con motivo de la llegada del huracán Florence, prevista para este jueves, Henry McMaster, gobernador del estado de Carolina del Sur ordenó la evacuación obligatoria de alrededor de un millón de personas en la costa oeste de Estados Unidos, para proteger a la población de los efectos devastadores que pudiera dejar este fenómeno natural, el cual alcanzó el lunes la categoría 4, en una escala con un máximo de 5.

En una rueda de prensa, McMaster dijo: “Se ordena la evacuación de manera obligatoria, no voluntaria, sino obligaroria”, con la intención de salvaguardar a los residentes de las comunidades de Carolina del Sur. Estas declaraciones fueron realizadas por el gobernador, luego de la intensidad registrada por el huracán Florence, el cual se fortaleció con vientos de 195 km/hora.

El gobernador también afirmó que “aproximadamente un millón de personas estarán abandonando la costa”, y posiblemente las evacuaciones se realicen, de manera progresiva, durante el transcurso de esta semana.

Donald Trump se expresó en torno al huracán Florence

La aparición del huracán Florence ocasionó que McMaster declarara el estado de emergencia en Carolina del Sur y también solicitó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, una declaración federal, previo a la llegada del huracán a esta región del país, que permita anticipar a la población los posibles efectos de Florence y facilitar la disponibilidad de los recursos materiales necesarios, en la caso de que esta tormenta natural toque tierra.

Frente a este panorama, Trump envió un mensaje en la red social Twitter, en el cual escribió “para los increíbles ciudadanos de Carolina del Norte y Carolina del Sur y la costa entera, el huracán luce muy mal.

Vídeos destacados del día

Por favor, tomen las previsiones necesarias. Ya hemos comenzado a movilizar nuestros activos para responder consecuentemente. ¡Y nosotros estamos aquí para ustedes!”.

Vías de tráfico vehicular disponibles para las evacuaciones

Para realizar las evacuaciones, las autoridades redireccionaron los carriles, pertenecientes a dos vías de tipo interestatal, con el objetivo de ayudar a que el tráfico vehicular se dirija fuera y bastante lejos de la zona de peligro. Por otra parte, McMaster también señaló que “sabemos que para algunas de las personas esta orden de evacuación va a convertirse en un inconveniente, pero no podemos jugar con la vida de quienes que residen en Carolina del Sur”.

Florence puede llegar a convertirse en el primer huracán de categoría 4, que llega a la región de Carolina del Sur, desde el huracán Hugo que arribó a esta zona en el año 1989.