En su regreso de China, Nicolás Maduro visitó uno de los locales de la cadena de asadores turcos, Nusr-Et, en donde un plato puede costar más de 5150 pesos mexicanos. Fue así que el presidente venezolano degustó filetes caros y fumó cigarros en un restaurante de "Salt Bae" en Estambul provocando la ira y la condena en su regreso a casa, donde una economía en espiral hacia el colapso ha desencadenado una crisis alimentaria.

Maduro es criticado por comer caros filetes de 'Salt Bae' mientras los venezolanos se mueren de hambre

Videos publicados en Twitter e Instagram por el famoso chef turco Nusret Gökçe, conocido como Salt Bae por su estilo característico de filetes sazonados, muestran a Maduro cenando con su esposa, Cilia Flores, mientras Gökçe corta la carne dramáticamente en su mesa mientras gira sus caderas.

Otro clip captura a Maduro fumando un cigarro mientras la pareja recibe camisetas serigrafiadas con la sal de Gökçe.

"Este es un momento único en la vida", se puede escuchar a Maduro diciéndoles a otros comensales.

La oposición política de Maduro ha utilizado dicha comida como prueba de la indiferencia del presidente por la creciente crisis humanitaria del país.

"Mientras los venezolanos sufren y mueren de hambre, Nicolás Maduro y Cilia disfrutan de uno de los restaurantes más caros del mundo, todo a costa del dinero robado al pueblo venezolano", tuiteó Julio Borges, un importante político de la oposición que fue recientemente exiliado de Venezuela.

El senador de Florida, Marco Rubio también intervino en Twitter, condenando el espectáculo: "No sé quién es este bicho raro #Saltbae, pero el hombre del que está tan orgulloso de ser el anfitrión no es el presidente de Venezuela.

Vídeos destacados del día

Él es en realidad el dictador de una nación donde el 30% de la gente come solo una vez al día y los infantes sufren desnutrición".

Rubio fue criticado por compartir el número de teléfono de la sucursal de Nusr-et Steakhouse Miami en un tweet posterior y alentar a sus 3.6 millones de seguidores a llamar.

87% de los venezolanos viven actualmente en la pobreza

Un estudio universitario publicado en febrero encontró que el número de pobres en Venezuela es casi total, la inflación desenfrenada y los precios altos de los alimentos significan que muchas personas se saltan las comidas, un fenómeno conocido como la "dieta de Maduro".

Según la encuesta, el 63.2% de los encuestados dijeron haber perdido peso en el último año, cayendo un promedio de 19 libras (8.7 kg). La pérdida de peso promedio fue ligeramente mayor entre los que viven en la pobreza extrema.

El número de encuestados que informaron haber comido dos o menos comidas por día casi se triplicó con respecto a la encuesta del año anterior, pasando del 11,3% en 2015 al 32,5% en 2016.

Según los datos, los autores del estudio estiman que unos 9,6 millones de venezolanos comen dos o menos comidas diarias.

En respuesta a la abundante comida de Maduro, los venezolanos han publicado imágenes en las redes sociales que pretenden mostrar a Gökçe rociando sal sobre niños hambrientos.

Hablando en la televisión estatal venezolana el lunes por la noche, Maduro dijo que se detuvo en el restaurante de camino a su regreso a Venezuela desde China, donde esperaba obtener financiamiento para el país con problemas de liquidez.

Maduro dijo que Gökçe "ama y admira" a Venezuela.