El mandatario estadounidense, Donald Trump, viajó al estado de Carolina del Norte, para observar la situación que se vive en esta región del país, luego del paso del huracán Florence, que afectó severamente a muchas comunidades de la localidad, al igual que en Carolina del Sur y dejó un saldo superior a las 30 personas fallecidas, pese a los esfuerzos realizados por las autoridades para evacuar a tiempo a la población y proteger a los ciudadanos de las intensas lluvias, vientos e inundaciones que provocó este fenómeno natural.

La administración de Trump, desde la Casa Blanca, está trabajando de manera conjunta con los gobernadores de los estados de la costa este de EEUU para ayudar a la población y orientarlos, en relación a la mejor forma de enfrentar los efectos del huracán Florence.

El objetivo de la visita de Trump es observar, de primera mano, los daños ocasionados por el impacto de Florence.

La ciudad costera de Havelock es el lugar donde el presidente estadounidense participó en una reunión informativa, la cual se realizó en una estación aérea perteneciente a la Infantería de Marina. Havelock es una de las regiones que sufrió fuertes daños, debido a los efectos ambientales devastadores ocasionados por Florence.

El primer mandatario de Estados Unidos, también tiene contemplado en su agenda visitar el estado de Carolina del Sur, para igualmente participar en una reunión informativa [VIDEO] de trabajo, en la cual se le entregarán reportes de los daños ocasionados por el huracán Florence.

Saludo presidencial a las fuerzas militares de EUA

En sus declaraciones, el presidente Trump expresó su interés en saludar de manera cordial, a todos los miembros de la Agencia Federal del Manejo de Emergencias, FEMA y a los funcionarios militares que se encuentran trabajando con mucho esfuerzo para ayudar a la población afectada.

Vídeos destacados del día

El mandatario dijo: “Creo que este será un día increíble”.

Apoyo con visita presidencial a las comunidades afectadas por Florence

El objetivo de este viaje, en el cual se tiene prevista la visita de Trump a Carolina del Norte y Carolina del Sur, los estados más afectados tras el paso de Florence es prestar el apoyo correspondiente a las comunidades, que resultaron severamente afectadas por el huracán, debido a que muchas familias perdieron sus viviendas y sus enseres, entre otras propiedades; mientras muchos vecindarios se mantienen inundados y sin servicio eléctrico. Adicionalmente, la vialidad se mantiene obstaculizada por el desborde de algunos ríos en estas regiones costeras.