Con la finalidad de apoyar a las familias afectadas por el paso del huracán Florence en la costa este de Estados Unidos, el presidente estadounidense Donald Trump realizó una visita oficial a los estados de Carolina del Norte y Carolina del Sur, durante la cual ofreció ayudar a todas las personas que sufrieron los devastadores efectos de este fenómeno meteorológico.

Muchas áreas se encuentra afectadas por grandes inundaciones, especialmente las viviendas, carreteras y principales vías de acceso vehicular, entre otras áreas de estas comunidades. El presidente Trump declaró que “las inundaciones son históricas y muy difíciles de creer”, durante una reunión realizada con socorristas, la cual se realizó en la base militar Cherry Point, en Carolina del Norte, situada a unos 30 kilómetros de distancia del lugar donde Florence finalmente tocó tierra el pasado viernes.

Trump ofreció su apoyo a las comunidades afectadas

Trump también informó: “Lo que tengamos que hacer, a nivel federal, lo haremos... Estaremos al 100%... Florence es uno de los huracanes más devastadores y potentes que afectaron al país”. Estas declaraciones fueron interpretadas por parte de las comunidades afectadas, como un gran alivio, en virtud de los daños ambientales ocasionados por el huracán Florence, el cual llegó a alcanzar la categoría 4 en la escala Saffir Simpson y llegó a tener fuertes vientos con una velocidad superior a los 200 kilómetros por hora, además de intensas lluvias [VIDEO].

Los estados de Carolina del Norte y Carolina del Sur fueron los más afectados en la costa este de Estados Unidos por el huracán Florence, además provocó severas inundaciones y el fallecimiento de más de 30 personas.

Vídeos destacados del día

Las autoridades gubernamentales de estas regiones aún siguen prestando el apoyo correspondiente a las familias necesitadas, brindándoles alimentos, medicinas y los insumos básicos necesarios.

Trump reconoció el esfuerzo de los militares y voluntarios

Por otra parte, el presidente Trump también elogió a todos los funcionarios militares y voluntarios, que participaron en las labores de rescate, se calcula que fueron aproximadamente más de 20 mil personas, que contribuyeron a apoyar a la población afectada por este fenómeno natural. Los trabajos para orientar a la población fueron muy arduos y se iniciaron con las evacuaciones obligatorias y la disposición de autopistas como rutas de salida vehicular, para ayudar agilizar los desalojos preventivos antes de la llegada del huracán Florence.