El presidente de Estados Unidos, Donald Trump realizó una propuesta a México de pagarle 20 millones de dólares, con la condición de expulsar a los inmigrantes que se encuentren indocumentados en tierras estadounidenses, de acuerdo a informaciones emitidas por el Departamento de Seguridad Nacional. La medida tiene también como propósito disminuir el flujo de personas que ingresan a ese país, especialmente sin los permisos legales solicitados por las autoridades de EUA.

Katie Waldman, representante del Departamento de Seguridad Nacional explicó que “esta propuesta forma parte de un esfuerzo multidisciplinario para atender la crisis de nuestra frontera sur”.

Tiene además como objetivo proteger a los ciudadanos estadounidenses que residen legalmente.

La administración del presidente Trump le planteó al Congreso utilizar 20 millones de dólares, pertenecientes a los fondos de asistencia al extranjero para apoyar a México en el proceso de deportación de, al menos, 17 mil inmigrantes ilegales que se encuentran actualmente en Estados Unidos [VIDEO], lo cual ocasiones diversos problemas de tipo social y económico.

El regreso de inmigrantes a México

El objetivo es ayudar a estas personas a regresar a México en las mejores condiciones posibles, debido a que el Gobierno del presidente Trump tiene entre sus objetivos reducir al máximo la inmigración ilegal [VIDEO] a este país de América del Norte.

Waldman también señaló que actualmente “se está trabajando de manera conjunta con nuestros compañeros de México para reducir las detenciones en la frontera.

Vídeos destacados del día

En agosto se registró un aumento del 38% de familias arrestadas. El objetivo es asegurar que las personas que tengan peticiones legítimas, también cuenten con protecciones adecuadas”.

Reducir ingreso de inmigrantes ilegales a EUA

Los flujos migratorios hacia Estados Unidos por la zona limítrofe meridional es necesario reducirlos, señaló Waldman y "este proyecto servirá para aportarle recursos económicos a México para la deportación hacia la nación azteca de los inmigrantes en condición irregular que se encuentran en Estados Unidos".

La administración Trump tiene entre sus objetivos reducir la cantidad de inmigrantes que usualmente cruzan la frontera suroeste y forma parte del programa “tolerancia cero”, que también tiene como propósito enjuiciar penalmente a quienes ingresen al país norteamericano sin autorización legal.