Más de 4 mil inmigrantes hondureños protagonizaron violentos disturbios en la frontera entre Guatemala y México, logrando traspasar una valla de seguridad y control fronterizo en Tecún Umán, lo que causó alarma a las autoridades mexicanas. La caravana de inmigrantes irrumpió de forma violenta a territorio mexicano y tiene como objetivo continuar su viaje hacia Estados Unidos.

Desde el pasado sábado, esta caravana de inmigrantes se reunió en la localidad de San Pedro Sula, en Honduras, tras una convocatoria realizada en redes sociales. Se calcula que unas 4 mil personas conforman este grupo de inmigrantes hondureños, quienes han mantenido en alerta a las autoridades de Guatemala, El Salvador y ahora México, luego de viajar en pésimas condiciones.

La caravana logró romper la valla de contención que cruza el extenso río Suchiate, el cual es considerado como la frontera natural entre ambas naciones

Los migrantes que tienen entre sus objetivos solicitar asilo político en Estados Unidos y Canadá, aseguran que necesitan huir de la miseria y la violencia en Honduras y advierten que llegarán a Estados Unidos. Los inmigrantes afirman que seguirán su camino, a pesar de las advertencias del presidente Donald Trump, quien anunció esta semana que cerrará la frontera sur con México, enviará a grupos de militares y suspenderá los fondos de ayuda económica a Honduras, El Salvador y Guatemala por permitir el paso de esos migrantes.

Mujeres y niños conforman el gran grupo de inmigrantes centroamericanos

Al momentos de ocurrir los hechos violentos en Tecún Umán, los migrantes gritaban consignas como: "¡México, por humanidad déjanos pasar!" Se vivieron momentos de angustia y desesperación, a pesar de la presencia de agentes de seguridad de ambas naciones.

Vídeos destacados del día

En los disturbios participaron mujeres y niños pequeños, quienes han realizado un largo viaje, carecen de agua, alimentos, medicinas y han dormido a la intemperie.

El hambre en Honduras

Antonio García, hondureño e inmigrante, declaró que teme vivir en Honduras, debido a que pueden morir de hambruna o asesinado por las maras. Dijo que “cuando escuché lo de la caravana, me atreví a tener que dejarlo todo”.

En la caravana también se encuentran personas ancianas, niños y mujeres embarazadas, quienes cruzaron el puente en Tecún Umán corriendo y enfrentaron a los funcionarios de seguridad, tras abandonar el territorio de Guatemala. Mientras tanto, los policías federales de México estaban armados con escudos y lanzaron varias bombas lacrimógenas contra los inmigrantes.

Por su parte, el Gobierno de Estados Unidos analiza las acciones a tomar para detener a esta caravana de inmigrantes e impedirles el paso cuando lleguen a territorio estadounidense. Se espera que la frontera entre México y EEUU sea cerrada en las próximas horas y se refuerce la presencia militar.