Luego del paso del huracán Florence en la costa este de Estados Unidos, el estado de Carolina del Norte se ha visto severamente impactado por una gran plaga de mosquitos, como resultado de las extensas inundaciones, que aún permanecen en esta localidad del país del norte.

Los residentes de Carolina del Norte se vieron severamente impactados por el paso del huracán Florence, el cual dejó varias víctimas mortales, además de muchas viviendas, escuelas, oficinas y locales comerciales abandonados, producto de las evacuaciones masivas que se iniciaron desde hace varias semanas, para proteger a los ciudadanos de los devastadores efectos de este fenómeno natural.

Aun cuando muchas familias se encuentran resguardadas y recibiendo ayudas alimenticias, médicas y de alojamiento de parte del Gobierno estadounidense, ahora las personas que todavía circulan cerca de las comunidades de Carolina del Norte, tienen que enfrentar a esta gran cantidad de mosquitos, con la consecuente aparición de enfermedades.

Los efectos nocivos del huracán Florence

Florence tocó tierra hace dos semanas, sin embargo, sus devastadores efectos continúan afectando a los residentes de Carolina del Norte de distintas maneras. Este huracán significó también intensas lluvias, que dejaron extensas áreas inundadas y numerosas vías terrestres obstaculizadas, además del desbordamiento de ríos, muy por encima de su nivel habitual. Autoridades estadounidenses [VIDEO] informaron que más de 24 condados están siendo afectados, en estos momentos, por esta peligrosa plaga de mosquitos.

Vídeos destacados del día

Uno de los casos más comentados en redes sociales, corresponde a la residente de Carolina del Norte, Cassie Vadovsky, quien regresaba a su casa luego de buscar a su hija de la escuela el pasado martes, cuando una fuerte manada de mosquitos logró invadir su auto y ambas quedaron atrapadas durante un tiempo.

Inversiones gubernamentales para el control de los mosquitos

Mientras, Roy Cooper, gobernador de Carolina del Norte informó que se invertirá la cantidad de 4 millones de dólares, con el propósito de controlar esta gran infestación. Por su parte, Robert Phillips, residente describió esta invasión de mosquitos como “una película mala de ciencia y ficción”.

Especialistas en materia ambiental afirman que existen varias docenas de especies más comunes de mosquitos en el estado de Carolina del Norte, las cuales tienen la capacidad natural de prosperar y propagarse en condiciones húmedas.