El presidente de Estados Unidos, Donald Trump amenazó a Honduras con suspender las ayudas económicas que recibe este país, si no detiene el grupo de más de mil inmigrantes ilegales centroamericanos que se dirige a territorio estadounidense, desde el pasado sábado.

Estados Unidos proporciona fondos económicos de ayuda a Honduras, para contribuir a mejorar la débil situación financiera de esta nación centroamericana, sin embargo, de no interferir en el desplazamiento de esta caravana de inmigrantes indocumentados, esta asistencia podría perderla.

En un mensaje publicado en la red social Twitter, el mandatario estadounidense expresó que “Estados Unidos informó firmemente al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, que si esta caravana de inmigrantes que se dirige a EEUU no se detiene y se regresa a Honduras, no le aprobará más recursos económicos a esta nación centroamericana, lo cual tendrá un efecto inmediato”.

El arribo de estas personas a tierras estadounidenses podría agravar la complicada situación que enfrenta Estados Unidos, con respecto a la problemática migratoria, aun cuando la administración Trump adelanta planes y programas preventivos para disminuir el número de ciudadanos que residen en EEUU, sin la correspondiente documentación legal.

Alrededor de mil hondureños conformaron el pasado sábado una caravana en la localidad de San Pedro Sula, integrada por mujeres, hombres y niños; quienes tienen como destino Estados Unidos y Canadá, alegando que enfrentan difíciles situaciones económicas en esta nación centroamericana y buscan mejorar sus condiciones de vida.

México exige cumplimiento de leyes migratorias

El Gobierno de México también se pronunció en contra de esta problemática y expresó que los inmigrantes con intenciones de arribar a territorio mexicano deben cumplir con las leyes migratorias vigentes en el país azteca, y realizar todos los trámites que se exigen en los consulados.

Vídeos destacados del día

Caravana avanzó en Guatemala

De acuerdo a los últimos reportes, en las últimas horas al menos unas mil 500 y dos mil personas lograron pasar el punto de control fronterizo de Guatemala, Agua Caliente y se dirigieron hacia la ciudad guatemalteca Esquipulas, lugar donde este grupo de personas pasaron la noche, para continuar el día de hoy con su viaje.

Mientras tanto, la administración Trump estudia la aplicación de las medidas que tomará en contra de este colectivo de inmigrantes que se dirigen hacia territorio estadounidense, las cuales posiblemente incluyan la separación de menores de edad de sus familiares, una vez que logren cruzar la frontera con México.