El presidente estadounidense, Donald Trump defendió la separación de familias de inmigrantes en la zona fronteriza con México, como resultado de las estrictas políticas migratorias que se están aplicando en esta nación norteamericana, con la finalidad de controlar el ingreso de ciudadanos en condiciones ilegales, las cuales se han intensificado en los últimos meses.

Trump declaró ante la prensa que “si las personas extranjeras sienten que podrían ser distanciadas de sus familiares, es muy probable que no vengan al territorio de Estados Unidos”. Con estas afirmaciones el primer mandatario demostró que la separación familiar, en estos casos, servirá de ejemplo y contribuirá a reducir los diversos problemas, que implica el arribo a EEUU de extranjeros indocumentados.

Al respecto, el magnate norteamericano también dijo que “Si estas personas sienten que puede existir una separación, entonces seguramente no vendrán”. Estas declaraciones fueron ofrecidas, por el mandatario cuando estaba saliendo de la Casa Blanca, para dirigirse a un acto oficial de campaña en la localidad en Richmond, Kentucky.

No habrá más planes para la separación de familias inmigrantes

Con respecto a la separación familiar, el presidente Trump defendió ante los medios todos los programas para el control migratorio, los cuales se ejecutan en diferentes localidades estadounidenses, especialmente en la región de la frontera sur. Sin embargo, Trump desmintió las informaciones publicadas en la prensa estadounidense, las cuales afirman que el actual Gobierno prepara nuevos planes que supondrán la separación de todas las familias inmigrantes que intentan ingresar a Estados Unidos por vías ilegales.

Vídeos destacados del día

En sus declaraciones, Trump agregó que “estamos analizando todo lo que sea posible, cuando se trata de enfrentar la inmigración ilegal”.

Fuerte control migratorio en EEUU

Durante los últimos meses, la administración de Trump ha intensificado la aplicación de medidas drásticas para el control migratorio, en las cuales han participado diferentes instituciones gubernamentales estadounidenses, lográndose la detención de inmigrantes ilegales. En estos procedimientos judiciales se ha comprobado que muchas de estas personas tenían antecedentes penales delictivos. Aun cuando no todas las familias inmigrantes se vinculan con hechos delictivos, en estos controles fronterizos se han detectado irregularidades de diferente índole.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ICE, por sus siglas en inglés, conjuntamente con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estado Unidos forman parte de las organizaciones estadounidenses que en los actuales momentos ejecutan proyectos y programas dirigidos a atender la problemática migratoria que enfrenta esta nación de América del Norte.