Como resultado de una investigación federal efectuada por el Gobierno de Estados Unidos, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EUA, USCIS, por sus siglas en inglés, informó que aproximadamente 13 mil 500 inmigrantes podrían ser deportados, luego de revelarse un enorme fraude migratorio realizado por asilados políticos, la mayoría de los cuales son ciudadanos de origen chino y residen en la ciudad de Nueva York.

Esta operación, conocida como “Fiction Writer” se inició en el año 2012 y también tiene el nombre de “Fábricas de Asilo”, lo cual es un fraude migratorio realizado por miles de personas que engañaron al sistema, con la finalidad de obtener el estatus de asilo político.

De acuerdo a los resultados arrojados por esta investigación, el USCIS y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EUA, ICE, considera la posibilidad de revocar el estatus de asilado político [VIDEO] a todos los inmigrantes que obtuvieron este estatus por medio de fraudes e ilegalidades.

Barrios de Nueva York con alta inmigración ilegal

El barrio chino de Manhattan y el barrio Flushing, situado en la parte norte de Queens, ambos en Nueva York, son las localidades en las cuales se han detectado este tipo de casos de fraude migratorio; [VIDEO] luego de la ardua labor realizada por los fiscales federales de Nueva York, quienes trabajaron de manera conjunta para detectar al equipo de 30 abogados especialistas en inmigración, intérpretes y asistentes legales, que ayudaron a estos miles de ciudadanos a obtener asilo político de forma fraudulenta.

Vídeos destacados del día

La mayoría de estas personas son de origen chino y el gobierno federal afirma que las personas condenadas por esta operación ilegal ayudaron a más de 3 mil 500 inmigrantes.

Ilegalidades migratorias se ejecutaban por etapas

Este fraude migratorio investigado arduamente por el gobierno estadounidense revela que era un esquema que funcionada en varias etapas. Los inmigrantes iniciaban el proceso declarando historias falsas y creíbles de persecución, los abogados involucrados capacitaban a los inmigrantes para que memorizaran y dijeran detalles ficticios a las autoridades y adicionalmente se elaboraban documentos ilegales, que servían como soporte para reforzar las solicitudes de asilo político falsas.

Durante los últimos años, las investigaciones realizadas por el USCIS y el ICE han arrojado datos que muestran la gravedad de esta situación migratoria, la cual se ha mantenido oculta durante mucho tiempo, inclusive décadas. Las autoridades estadounidenses revisan cada caso de manera individual, con el propósito de detectar cuáles son los clientes que mintieron durante sus solicitudes de asilo político, para iniciar la revocación de su estatus migratorio y dar inicio a los procesos de deportación correspondientes.

La operación “Fiction Writer” se continuará realizando de manera intensa en varias localidades estadounidenses, con la finalidad de detectar estos casos de violación de las leyes migratorias y la revisión se extenderá igualmente a los casos de asilo político de unos 10 mil familiares de los inmigrantes, a quienes se les aprobó inicialmente el estatus de asilo derivado. Esto significa que más de 13 mil 500 inmigrantes que obtuvieron asilo político antes del año 2012 son susceptibles a perderlo.