La caravana de inmigrantes de Centroamérica, que se albergó en el Complejo Deportivo Magdalena Mixhuca en la Ciudad de México, continúa su largo viaje con destino a la frontera con Estados Unidos y se detendrá en el estado de Querétaro, como última parada en México.

Los integrantes de la caravana recibieron asistencia humanitaria del Gobierno de México, a través de albergues temporales desplegados en varios estados de este país. El Sistema de Transporte Colectivo de Ciudad de México les ofreció acceso a los trenes del metro, para su traslado hacia la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca.

Para continuar su larga travesía, los inmigrantes centroamericanos siguen ahora su camino hacia el norte del Estado de México.

Muchos de los tramos los realizan caminando y otros en camiones o autobuses. En el estado de Querétaro descansaron unos mil inmigrantes, para posteriormente sumarse a las 5 mil personas, que se encuentran albergadas a 200 kilómetros aproximadamente de Ciudad de México.

La caravana de inmigrantes y su paso por México

La caravana de inmigrantes ha estado transitando México durante seis días, partió desde la ciudad hondureña de San Pedro Sula y tiene como destino Tijuana, en Baja California, donde solicitarán asilo, por ser una ciudad fronteriza con San Diego, en Estados Unidos.

El presidente Donald Trump ha señalado en varias oportunidades, que no está permitido el ingreso de personas indocumentadas a territorio estadounidense, de acuerdo al nuevo marco jurídico migratorio que desarrolla su administración gubernamental.

Vídeos destacados del día

En su más reciente actuación política, Trump firmó una orden presidencial a través de la cual limita las opciones de solicitud de asilo en la frontera sur con México, la cual tendrá una duración de 90 días, sin embargo podría extenderse en caso de ser necesario restringir más estrictamente los ingresos de personas indocumentadas a territorio estadounidense.

Estados Unidos intensifica control de inmigrantes

Los trabajos que ejecuta la administración Trump a nivel migratorio se han intensificado en las últimas semanas, como resultado de la conformación de esta caravana de inmigrantes, que también ha mantenido en alerta a los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras.

La caravana de centroamericanos sigue su rumbo a territorio estadounidense, pese a los reiterados pronunciamientos de la administración Trump, en relación a la prohibición de entrada a Estados Unidos de los inmigrantes ilegales y a la urgente necesidad de extender la seguridad fronteriza, ante su inminente llegada.