Con el propósito de resolver el problema que representa la caravana de inmigrantes hondureños para las naciones centroamericanas, las autoridades gubernamentales de Estados Unidos, México, Guatemala y Honduras realizan investigaciones para encontrar a las personas responsables de promover y organizar a la caravana de inmigrantes, que salió desde la ciudad hondureña San Pedro de Sula el pasado 13 de octubre, para alcanzar el “sueño americano”.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández y el primer mandatario de Guatemala, Jimmy Morales se reunieron esta semana, para analizar la crisis que ha generado la caravana de inmigrantes centroamericanos en los territorios por los cuales ha realizado su larga travesía.

De acuerdo a las declaraciones de ambos presidentes, “es necesario y urgente encontrar a quienes movilizaron y organizaron a todas estas personas y dirigirlos específicamente hacia Estados Unidos”.

Atender el problema de la caravana en Centroamérica

Las investigaciones que se están efectuando tienen la finalidad de descubrir el origen de esta caravana, a sus organizadores y responsables de “conducir, generar, organizar, dirigir y participar en la conformación de este tipo de grupos de personas, que representan peligros para la región y también para la ciudadanía”, declaró Morales.

El presidente de Guatemala también señaló que “la caravana de inmigrantes centroamericanos se organizó en un tiempo breve e incluye un tema especialmente político”. Morales agregó que las naciones que están investigando a los responsables de la organización de esta caravana también acordarán los castigos y penalizaciones correspondientes.

Vídeos destacados del día

De acuerdo a la opinión de Morales, el objetivo de esta reunión es “encontrar la forma de juzgar y procesar mediante las leyes nacionales o internacionales a quienes realizan este tipo de acciones, porque representan un peligro para la vida de las personas”. “No es conveniente que se juegue con las necesidades de quienes viven situaciones de pobreza”.

Engaño a los inmigrantes de la caravana

Mientras tanto, el presidente de Honduras declaró que 6 mil 500 inmigrantes hondureños retornaron a su nación y confirmaron que “fueron engañados y no recibieron ningún tipo de asistencia, ni visas humanitarias de parte de los organizadores de la caravana”.

Por su parte, el Gobierno de Estados Unidos se ha mantenido firme en su posición de no permitir el ingreso de inmigrantes ilegales a su territorio y ha desplegado a numerosas tropas de militares para resguardar sus áreas fronterizas, especialmente ante el inminente arribo de la caravana de inmigrantes centroamericanos.