Publicidad
Publicidad

El número de fallecidos por la tragedia ocurrida en el estado de Hidalgo aumentó a 91, luego de la explosión y los incendios registrados en el oleoducto Tuxpan-Tula, perteneciente a la empresa Petróleos Mexicanos, Pemex, mientras las autoridades gubernamentales advierten sobre el inminente aumento de víctimas mortales.

El gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad, informó que debido al grave estado de salud de las personas que resultaron heridas, es posible que el número de muertos aumente en los próximos días, debido a los efectos devastadores que dejó la explosión y los incendios.

Fayad informó a la prensa que esta es una situación muy compleja y las cifras de fallecidos cambia a cada rato, ya tenemos 91 muertes por quemaduras graves, además de calcinados.

Publicidad

La explosión y los incendios ocurrieron mientras decenas de personas se agruparon en este oleoducto de Pemex, con la finalidad de llenar envases con gasolina, para venderlos de manera ilegal o abastecerse indebidamente de combustible.

Por otra parte, Fayad también se refirió a las personas que resultaron heridas tras la explosión e indicó que “actualmente hay 52 heridos de gravedad, que están siendo atendidos de emergencia en unos veinte hospitales, situados en Ciudad de México, Hidalgo y en el Estado de México”. Adicionalmente, “han sido encontrados 78 restos humanos, de los cuales las autoridades han podido identificar a 10 personas y ya se han entregado 8 a sus familiares”.

Continúan labores de rescate y apoyo a las víctimas

Desde el pasado viernes en la tarde, cuando ocurrieron las explosiones, autoridades gubernamentales han realizado labores de rescate y apoyo a las víctimas de esta tragedia, que mantiene en luto al pueblo mexicano. La razón fundamental de esta catástrofe se debe al comercio ilícito de combustible, conocido popularmente con el nombre de huachicoleo.

Publicidad
Vídeos destacados del día

Prevención para que estos acontecimientos no se repitan

Al respecto, Fayad agregó que en el estado de Hidalgo existe el huachicoleo, lo cual es conocido por las autoridades. “Este es un fenómeno que se ha venido presentando y también se ha tratado de enfrentar”. El gobernador hidalguense agregó que “esta tragedia ocurrida en Tlahuelilpan debe contribuir a generar conciencia colectiva, para que estos acontecimientos no vuelvan a ocurrir”.

Fayad agregó antes de las explosiones y los incendios solamente arribaron al lugar unos 25 elementos pertenecientes al Ejército, quienes intentaban controlar la fuga de gasolina, pero estos militares eran un grupo minoritario con respecto a la cantidad de pobladores, que comenzaron a llegar para abastecerse ilegalmente de combustible.

Publicidad