Publicidad
Publicidad

Una intensa ola de frío afecta a las ciudades de Chicago y Minneapolis debido a las bajas temperaturas extremas originadas por una masa de aire helado, en rotación llamada vórtice polar, la cual puede ocasionar temperaturas de - 53° centígrados, de acuerdo a informaciones emitidas por autoridades meteorológicas de Estados Unidos.

Los pronósticos climatológicos no son alentadores para los pobladores de estas ciudades norteamericanas, debido a que se espera un fuerte frío para esta semana, que puede ser incluso más intenso que el registrado usualmente en Antártica y el Everest.

Autoridades estadounidenses declararon el estado de emergencia en Illinois, Alabama, Misisipi, Michigan y Wisconsin, debido a las difíciles condiciones climáticas que afectan la vida cotidiana de los ciudadanos residentes en estas regiones y que ocasionaron la cancelación de miles de vuelos.

Publicidad

El meteorólogo Brian Hurley, del Centro de Predicción del Clima, explicó que “estas condiciones de la temperatura son muy peligrosas, porque pueden provocar hipotermia en las personas en pocos minutos e inclusive en segundos”.

Calentamiento súbito de la atmósfera provocó ola de frío

Por su parte, Judah Cohen, representante del Instituto de Estudios Atmosféricos y Ambientales, explicó que el aire gélido o extremadamente frío es consecuencia del repentino calentamiento de la atmósfera, justo encima de la región del Polo Norte.

Las gélidas temperaturas provocaron la cancelación de las clases en las ciudades de Chicago y Minneapolis, con la finalidad de evitar desplazamientos por medio del transporte terrestre en las vías automovilísticas de estas localidades.

Publicidad
Vídeos destacados del día

Asimismo, las autoridades gubernamentales recomendaron a la población evitar traslados innecesarios en vehículos y exponerse a las heladas corrientes de aire, acompañadas de mucha nieve.

Población debe tomar medidas preventivas contra el intenso frío

En la región centro-occidental de Estados Unidos la tormenta invernal provocó un clima intensamente frío y las autoridades estadounidenses han solicitado a la población tomar medidas preventivas, para evitar los efectos devastadores del mal clima y evitar daños humanos y materiales. Las medidas de precaución deben ser tomadas en cuenta por la población afectada por esta ola de frío en el centro de Estados Unidos, la cual ya ha provocado el fallecimiento de dos personas, uno en el estado de Illinois y otro en Minnesota.

Publicidad