Los migrantes que lograron cruzar la frontera de Estados Unidos con México podrán refugiarse en el Monasterio Benedictino, ubicado en Tucson, en el estado de Arizona para recibir ayuda alimenticia, asistencia médica, ropa limpia y un espacio para el descanso, para luego continuar su viaje hacia sus destinos finales, situados en cualquier región estadounidense.

El número de inmigrantes que ingresaron recientemente por la frontera sur es elevado, motivo por el cual las autoridades migratorias estadounidenses afirman que no atenderán permanentemente todas las necesidades de este gran grupo de personas.

Anuncios
Anuncios

La Patrulla Fronteriza reportó que diariamente se está reteniendo en el sector de Yuma, en Arizona, un promedio de 100 a 200 personas indocumentadas y específicamente en Tucson se reportó el arresto este jueves de unos 242 inmigrantes, provenientes de países centroamericanos.

Debido a la gran cantidad de personas inmigrantes, las instalaciones pertenecientes al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ICE, y de la Patrulla Fronteriza están saturadas y, por este motivo, han decidido liberar a muchos inmigrantes en las parada de autobuses, iglesias locales y albergues temporales y ahora en el Monasterio benedictino de la ciudad de Tucson, el cual fue construido en el año 1940.

Anuncios

Monasterio benedictino se estaba preparando para recibir a los migrantes

La aceptación de migrantes solicitantes de asilo en este Monasterio estaba siendo previsto desde hace tiempo, pero la fecha de apertura como albergue temporal se adelantó debido al elevado número de familias, que actualmente están siendo liberadas por las autoridades migratorias. Esto con la finalidad de ayudarlos a realizar su travesía en mejores condiciones y por los grandes esfuerzos que debieron realizar para arribar a Estados Unidos.

Al respecto, Victoria Ortiz, voluntaria del Servicio de Comunidades Católicas, explicó que “teníamos programado comenzar a ayudar a estas familias a comienzos de febrero, pero el ICE nos contactó durante el fin de semana y nos consultó en relación al número de personas que podríamos recibir en el Monasterio”. “Eran más de 100 inmigrantes y decidimos no dejarlas en las calles”. Este Monasterio ofrece apoyo a a las familias de inmigrantes para ayudarlas a sobrevivir y no exponerlas a los peligros que representa mantenerse a la intemperie.

Inmigrantes centroamericanos han viajado por varios países

La ayuda humanitaria que están recibiendo estas familias migrantes se ha desplegado ampliamente, por todos los países por los cuales han viajado, entre los cuales se encuentran El Salvador, Guatemala, Honduras, México y ahora varias ciudades estadounidenses.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más