La cifra de muertos por el colapso de un edificio de apartamentos en Estambul se elevó a 15, dijo el viernes un ministro del Gobierno turco. El bloque de ocho pisos en el distrito de Kartal en el lado asiático de la ciudad colapsó el miércoles, pero la causa aún no está clara. Aunque expertos en ingeniería aseguran que el proceso de construcción de esta infraestructura tuvo muchas deficiencias, lo cual pudo haber ocasionado el desplome de esta edificación urbana.

"El número de personas que perdieron la vida ha aumentado a 15", dijo el ministro de Salud, Fahrettin Koca, al ser consultado sobre la gravedad de los daños reportados.

Anuncios

"De las 13 personas heridas, siete están en cuidados intensivos, mientras que seis aún reciben tratamiento en nuestros servicios médicos".

Los lesionados sufrieron graves heridas debido a la caída del edificio y a los golpes que recibieron por el desplome de gigantescos escombros. Sin embargo, autoridades gubernamentales de Turquía acudieron al sitio para prestar servicios médicos de emergencia y trasladarlos rápidamente a los centros de salud. El derrumbe causó alarma en la población residente de esta capital.

El edificio residencial está situado en el barrio citadino de Kartal, en la metrópolis turca de Estambul.

Los medios turcos dijeron que tres de los ocho pisos del edificio derrumbado habían sido construidos ilegalmente, una práctica relativamente común en esta metrópolis, en la cual viven aproximadamente 15 millones de personas.

Por otra parte, las autoridades turcas dijeron que 43 personas estaban registradas como viviendo en el edificio residencial, lo cual contribuyó a aumentar el número de víctimas mortales y la cifra de heridos, debido a que estaba habitado por inquilinos y propietarios.

Anuncios

Construcción ilegal pudo haber ocasionado esta tragedia en la metrópolis turca

El colapso avivó las críticas a una amnistía del Gobierno turco, la cual fue otorgada el año pasado a personas acusadas de construcción ilegal, una medida anunciada antes de las elecciones municipales celebradas el pasado mes de marzo.

Los ingenieros y arquitectos hacen sonar regularmente la alarma contra la construcción de pisos ilegales adicionales a los edificios que, según dicen, “debilitan la estructura de las construcciones y las ponen en mayor riesgo en caso de un terremoto”.

Una estructura de cuatro pisos en Estambul se derrumbó el año pasado, luego de violentas tormentas eléctricas. Mientras, en enero de 2017, dos personas murieron cuando otro edificio se derrumbó en una parte de la clase trabajadora de la ciudad. Estas tragedias evidencian la falta de controles gubernamentales en Turquía para regular legalmente construcción de edificaciones, especialmente aquellas que son destinadas a viviendas.