Más de 3 mil personas fueron evacuadas el sábado en Nueva Zelanda, debido a la ocurrencia de grandes incendios forestales, que dejaron efectos devastadores en las localidades de Wakefield y Nelson, mientras los bomberos combatían las llamas avivados por fuertes vientos provenientes de la región sur del país.

El incendio, que comenzó hace seis días cerca de la ciudad de Nelson, ahora amenaza a las ciudades de Wakefield y Nelson, porque las autoridades bomberiles no han podido controlarlo en su totalidad; mientras las llamas siguen propagándose y amenaza con destruir las viviendas, comercios, carreteras y escuelas.

Anuncios
Anuncios

La rápida propagación de este incendio mantiene a la población en alarma en estas ciudades de Nueva Zelanda, situada al sur del océano pacífico. Como medidas preventivas unas 3 mil personas han huido de sus hogares en el distrito de Tasman, para evitar asfixias y fallecimientos.

Las evacuaciones obligatorias de las viviendas y lugares poblados se realizaron de manera coordinada con funcionarios del cuerpo de bomberos de Nueva Zelanda.

Anuncios

Más de 3 mil refugiados permanecen alojados en albergues temporales, mientras los bomberos realizan grandes esfuerzos para controlar los efectos forestales, que ya han afectado a miles de hectáreas.

Autoridades del cuerpo de bomberos del Gobierno de Nueva Zelanda, informaron a la población que para los próximos días se esperan vientos fuertes y advirtieron que el domingo podría ser un "punto crítico de peligro" para el incendio. Mientras tanto, la primera ministra Jacinda Ardern, dijo que esperaba que "el clima juegue a la pelota".

Los peores incendios forestales desde hace más de 50 años

De acuerdo a los reportes emitidos por los bomberos, estos incendios forestales son los peores ocurridos en Nueva Zelanda desde el año 1955. Por su parte, Nelson MP Nick Smith dijo que toda la región era una "caja de humo" y que sus 70 mil residentes estaban "al límite".

Veintitrés helicópteros y dos aviones se han desplegado para hacer frente a los incendios forestales, mientras el Servicio Meteorológico Nacional de Nueva Zelanza reportó pronósticos de lluvia para la próxima semana en la zona de fuego.

Estos incendios forestales son tamaño inusual en Nueva Zelanda, se han quemado extensas áreas de bosques y praderas, con daños considerables a la naturaleza. Sin embargo, hasta ahora no se han reportado personas heridas, ni víctimas mortales. Tampoco ha habido daños materiales que lamentar.

Autoridades del Gobierno de Nueva Zelanda recomendaron a la población tomar medidas preventivas, desalojar las áreas vulnerables y seguir las instrucciones de los bomberos, mientras duren estos incendios.

Anuncios

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más