Tropas venezolanas, lideradas por el presidente Nicolás Maduro, colocaron remolques de camiones y contenedores de transporte para bloquear los carriles de una conexión de carretera con Colombia y evitar que los opositores del Gobierno lleven alimentos y medicamentos al país suramericano, el cual está país atrapado por una escasez que amenaza la vida y una crisis política cada vez más grave, por primera vez en su historia.

El bloqueo del paso vía terrestre de la ayuda humanitaria representa un desafío por parte del Gobierno de Maduro.

Anuncios

El primer convoy de camiones que transportaba alimentos y medicinas desde la cercana ciudad de Cúcuta, Colombia, aún no se había acercado a la frontera y había otros lugares que podía cruzar.

Al respecto, el Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, escribió en Twitter que "el pueblo venezolano necesita desesperadamente ayuda humanitaria" y pidió al Gobierno de Maduro que lo deje entrar al país.

Los grupos opositores anunciaron esta semana planes para entregar decenas de millones de dólares de ayuda de los Estados Unidos, de Colombia y de los venezolanos en el extranjero, socavando a la administración de Maduro, cuyos representantes gubernamentales prometieron bloquear los suministros.

Los grupos de ayuda internacional, entre ellos la Cruz Roja y Caritas, no han participado en el esfuerzo, por temor a que esto politice la entrega de suministros que necesitan los ciudadanos con urgencia y parece estar tomando partido en la lucha por el poder en Venezuela. Mientras tanto, miles de venezolanos mueren en los centros opositores, debido a la falta de remedios e insumos médicos, otros se están enfermando por deficiencias alimenticias, producto de la carencia de comidas y mucha gente se alimenta de la basura.

Anuncios

El autoritario Gobierno izquierdista de Maduro ha presidido un colapso económico, que ha puesto en peligro la vida de millones de personas y ha obligado a millones de venezolanos a abandonar el país. Fue elegido el año pasado para un segundo mandato, pero la votación se vio empañada por acusaciones de coerción y fraude.

Estados Unidos y docenas de otros países reconocen a Guaidó como presidente interino

Nicolás Maduro juró su nuevo mandato el mes pasado, pero la Asamblea Nacional, controlada por los partidos de la oposición, declaró ilegítimo a su Gobierno.

El líder de la Asamblea, Juan Guaidó, se declaró a sí mismo presidente interino el mes pasado y prometió organizar nuevas elecciones presidenciales democráticas. Guaidó cuenta con amplio apoyo internacional y dijo que esperaba que la ayuda convenciera a las fuerzas de seguridad para que abandonaran el Gobierno de Maduro y se unieran en torno a la oposición.

El envío de ayuda representa un desafío para la autoridad de Maduro y para su capacidad de proveer a la nación. Recientemente declaró ante la prensa que "no somos mendigos".

Anuncios