Durante la celebración de la tradicional misa de Pascua, Sri Lanka fue el centro de varios atentados terroristas perpetrados en iglesias y hoteles de lujo, que dejaron 207 fallecidos y más de 450 heridos, muchos de los cuales presentan lesiones de gravedad y están en estado crítico; según reportes emitidos por la policía local.

Ocho explosiones ocurrieron, casi de manera simultánea, este Domingo de Resurrección, una tragedia catalogada como una matanza histórica, sin precedentes en el país insular, desde el fin de la guerra civil.

Ruwan Gunasekera, portavoz de la policía, informó que total de fallecidos, 36 son extranjeros provenientes de Holanda, Inglaterra, Portugal, Estados Unidos y Japón, entre otras naciones.

Al respecto, Mike Pompeo, Secretario de Estado de EEUU, confirmó que entre las víctimas mortales de este atentado terrorista ocurrido en Sri Lanka se encuentran varios ciudadanos estadounidenses.

Por su parte, Ranil Wickremesinghe, primer ministro de Sri Lanka, informó que ocho personas suicidas han sido detenidas y pertenecían a un mismo grupo terrorista, del cual aún no ha sido confirmada su identidad.

Gobierno de Sri Lanka declara toque de queda indefinido

Debido a la gravedad de esta catástrofe, las autoridades de Sri Lanka han decretado estado de emergencia nacional y un toque de queda, con la finalidad de proteger a la población en caso de que pudieran ocurrir nuevas explosiones. Igualmente, el Gobierno ordenó el cierre de redes sociales como WhatsApp y Facebook, para evitar que divulgación de informaciones inapropiadas en torno a esta tragedia.

Las explosiones ocurrieron durante las primeras horas de la mañana y entre las víctimas se encuentran hombres, mujeres, niños, bebés y ancianos que estaban en los tres templos durante el servicio religioso pascual. Los templos atacados por los terroristas son: la iglesia de San Antonio, en Colombo; la iglesia San Sebastián, en Negombo, situada al norte de Sri Jayawardenapura; y la iglesia de Batticaloa, en la región este de la isla.

Tres hoteles cinco estrellas fueron atacados

Igualmente, los terroristas atacaron a tres hoteles cinco estrellas en Sri Lanka, donde fallecieron, al menos, 60 personas víctimas de las fuertes explosiones; entre los cuales se encuentran el Cinnamon Grand, el Shangri - La y el Kingsbury.

Otra gran explosión ocurrió cerca del zoológico de Dehiwala, al sur de la capital, en un centro recreacional turístico.

Mientras, en un vecindario situado en Dermatagoda, también ocurrió otra explosión en la cual fallecieron tres policías, mientras realizaban un operativo de seguridad ciudadana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más