El Gobierno de Trump agilizó sus acciones el lunes para reiniciar una polémica política, que obliga a los solicitantes de asilo de América Central a regresar a México, para esperar la adjudicación de sus reclamos, un enfoque denominado "Permanecer en México". La medida se produjo después de que un tribunal federal de apelaciones de California levantó temporalmente una orden judicial el viernes, que había bloqueado la política.

Los funcionarios de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EEUU informaron el lunes al personal de la oficina principal de asilo de la agencia en Arlington, Virginia, las medidas a tomar para que los solicitantes de asilo sean enviados de nuevo a la frontera.

Anuncios
Anuncios

Migrantes continúan llegando a Estados Unidos

Mientras tanto, los puestos de control de migrantes en la frontera sur permanecen abarrotados de gente solicitando asilo, por lo cual el Gobierno de Trump estudia la reducción del recibimiento de más personas, debido a la fuerte presión que representa para los agentes de control fronterizo atender a tanta gente diariamente.

Aunque la ley establece que se puede forzar nuevamente a los solicitantes de asilo a esperar en México mientras sus casos son procesados ​​en los tribunales de los Estados Unidos, las autoridades no devolvieron ningún migrante durante el fin de semana.

Diariamente siguen llegando grandes grupos de migrantes a la frontera sur de EEUU.
Diariamente siguen llegando grandes grupos de migrantes a la frontera sur de EEUU.

Se espera que la corte de apelaciones decida esta semana, si la política de “Permanecer en México” seguirá vigente.

"El estatuto que autoriza explícitamente el uso de los Protocolos de Protección al Migrante ha estado vigente en las leyes migratorias por más de dos décadas", dijo Alexei Woltornist, un portavoz del Departamento de Justicia, "y el Departamento de Justicia defenderá firmemente nuestra capacidad para usarlo".

Por su parte, la ex secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, anunció en diciembre, que las autoridades han devuelto a México a más de mil solicitantes de asilo, en su mayoría provenientes de Centroamérica.

Anuncios

Política migratoria de Trump no arroja resultado positivos

Sin embargo, el lento y caótico despliegue de la política migratoria ha frustrado a los funcionarios de la administración, a los oficiales de primera línea de inmigración y a los defensores de los derechos de los migrantes por igual. Mientras tanto, cada semana siguen llegando a los puestos de control más migrantes, no solo provenientes de Centroamérica, sino también de Cuba, Brasil e inclusive de África.

Esta situación mantiene en tensión al Gobierno de Trump, por su marcado interés en evitar que más migrantes se instalen a vivir y trabajar en Estados Unidos.

La semana pasada el magnate solicitó a los miembros de su administración gubernamental la aplicación y expansión de una política más agresiva en toda la frontera, con el propósito de detener la inmigración de indocumentados en territorio estadounidense. En reiteradas oportunidades había criticado severamente la gestión de Nielsen, motivo por el cual la funcionaria presentó la renuncia a su cargo.

Anuncios

Haz clic para leer más y mira el vídeo