El Departamento de Defensa de Estados Unidos enviará 320 soldados más a la frontera sur, con la finalidad de reforzar los mecanismos de seguridad y detener el flujo de inmigrantes indocumentados, ante el creciente aumento de las caravanas de centroamericanos transitando por México. Estas nuevas tropas militares apoyarán a la Patrulla Fronteriza de EEUU, en los planes de control de la actual crisis migratoria.

El Pentágono informó que los nuevos soldados, que llegarán a la frontera sur tienen entre sus objetivos transportar a los migrantes y monitorear las condiciones de bienestar de todos los indocumentados, que permanezcan bajo custodia de la Patrulla Fronteriza. Se encargarán además de realizar labores administrativas, distribuir alimentos y ofrecer asistencia legal para el Servicio de Inmigración y Aduanas, ICE, a través de abogados para ayudar en los procesos de deportación.

El Departamento de Seguridad Nacional, DHS, realizó una petición al Pentágono solicitando refuerzos militares, la cual fue aprobada con el envío de estas nuevas tropas militares y tendrá un costo de 7.4 millones de dólares.

Frontera sur con México requiere refuerzos ante arribo masivo de migrantes

Al respecto, Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional, dijo que los agentes están abrumados, debido al gran flujo de migrantes en los puestos fronterizos, motivo por el cual se requiere mayor presencia militar en la frontera sur.

McAleenan, quien hasta hace unas semanas era Jefe de la Patrulla Fronteriza, agregó que esta institución actualmente enfrenta una fuerte crisis humanitaria y también de seguridad, sin precedentes en frontera sur.

Inmigrantes continúan ejerciendo presión en EEUU

Las cifras en torno al problema migratorio en Estados Unidos aumentan, solo en el mes de marzo 100 mil migrantes cruzaron de forma irregular la frontera sur, una cifra sin precedentes durante los últimos cinco años.

Esta situación obligó al DSH a solicitar este refuerzo de soldados, para mejorar la gestión del número de migrantes y concentrarse más en las funciones de seguridad fronteriza, debido a la necesidad de mejorar los controles y evitar el ingreso de personas sin documentos legales.

Actualmente, hay 5 mil militares desplegados en la frontera sur, de este total 2 mil 900 dependen del Pentágono y 2 mil reservistas de la Guardia Nacional, quienes se encargan de desarrollar trabajos como la construcción y mejoras de las carreteras, la instalación de sistemas de iluminación y otras obras relacionadas con el muro fronterizo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más