La ciudad de Houston se afectó por intensas tormentas que cayeron durante esta semana y provocaron repentinas inundaciones, que dejaron a varios automovilistas varados en algunas vías terrestres de la ciudad, quienes recibieron ayuda de emergencia de parte de los equipos rescatistas, mientras muchos residentes recibieron orientaciones preventivas, para que se mantuvieran protegidos en sus casas.

Los pronósticos meteorológicos para la ciudad de Houston señalan que se esperan fuertes lluvias para los próximos días, luego de haberse emitido varios informes sobre el mal clima, debido a la marea alta.

Mientras las aguas se mantengan a niveles elevados, las autoridades han aconsejado a las familias evitar conducir para prevenir accidentes de tránsito.

Jeff Lindner, meteorólogo del Distrito de Control de Inundaciones, perteneciente al Condado de Harris advirtió el viernes a los ciudadanos de Houston, que “si no tienen que salir esta mañana, no salgan”. Las grandes inundaciones provocadas por las tormentas eléctricas generaron un caos vehicular en la ciudad, lo cual alteró la realización de actividades cotidianas, como la asistencia de estudiantes y trabajadores.

El condado de Harris recibió el impacto de las fuertes lluvias

Lindner señaló que las áreas sur, occidental y central del condado de Harris estuvieron afectadas por las cantidades de lluvias, que alcanzaron entre tres y seis pulgadas, además de ocasionar inundaciones en algunos arroyos y pantanos. Las grandes cantidades de agua, que cayeron sobre la ciudad, provocaron inundaciones en varios comercios y casas. El meteorólogo destacó que no se esperaban intensas lluvias durante el viernes en la mañana, lo cual provocaría la disminución de los niveles de agua, sin embargo, se esperan nuevas tormentas entre el viernes por la noche y el sábado.

Rescatistas ayudaron a conductores varados en las carreteras

Los equipos de emergencia realizaron labores para ayudar a los automovilistas, que se quedaron varados en sus vehículos por las inundaciones en las carreteras de la ciudad de Houston. Los rescatistas atendieron a los conductores, bajo las intensas lluvias acompañadas de relámpagos y granizo.

Al respecto, el Departamento de Bomberos de Houston, informó que los rescatistas atendieron el caso de un auto que quedó completamente volteado. Durante la realización de este operativo lograron sumergirse en una zanja, que estaba inundada y salvaron con vida al conductor.

Mientras tanto, la policía local dijo que “las barricadas se levantaron en dos intersecciones, con la finalidad de evitar que los automovilistas logren acceder a los pasos subterráneos”.

Las tormentas eléctricas registradas durante esta semana en Houston ocasionaron que, al menos, 20 millones de residentes del sureste del estado de Texas se mantengan bajo vigilancia, ante posibles inundaciones repentinas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más