La ola de calor que azota Estados Unidos durante las últimas semanas, tendrá un fuerte impacto en el sur del estado de California, específicamente en las ciudades de Los Ángeles, Riverside y el Valle de San Fernando, en las cuales se esperan tormentas eléctricas, lluvias y altas temperaturas de tres dígitos; de acuerdo a los pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología, NWS (por su siglas en inglés).

Las autoridades informaron que “las temperaturas seguirán siendo muy superiores a los niveles normales, durante el fin de semana”. “Mientras, algunas regiones cerca de las costas se afectarán por nieblas y nubes, en las mañanas y durante las tardes”. Los reportes de NWS señalan que en algunas zonas “las temperaturas máximas rondarán entre los 90 y 100 grados C”.

Por otra parte, la sensación de calor será mucho mayor, porque se prevé un alto porcentaje de humedad, que estará acompañado de temperaturas altas.

Durante las mañanas se esperan nubes bajas y neblina; pero en el día los cielos se despejarán.

Los pronósticos climatológicos para el día domingo señalan que las temperaturas podrían bajar un poco en todas las zonas costeras y también en los valles. Mientras, en los valles interiores se espera un descenso de las altas temperaturas de, al menos, uno o dos grados. Sin embargo, para la próxima semana se registrará una tendencia gradual de enfriamiento.

Recomendaciones a las comunidades californianas para enfrentar la ola de calor

El NWS alertó a los conductores de automóviles y de lanchas en relación a la poca visibilidad que ocasionará la neblina, especialmente durante las primeras horas mañaneras y las nocturnas. Para enfrentar el calor, aconsejó a las personas mantenerse siembre hidratados, utilizar ropas muy ligeras, lentes de sol para cuidar la vista, utilizar protectores solares, mantenerse dentro de sus viviendas y evitar las actividades al aire libre, especialmente durante las horas más calurosas.

Por otra parte, advirtió no dejar a los ancianos, niños, mujeres embarazadas o mascotas dentro de los autos, porque el intenso calor puede tener consecuencias mortales.

Ola de calor podría afectar a 200 millones de personas en Norteamérica

Durante este año, la ola de calor azota no solo a Estados Unidos, sino también a Canadá. De acuerdo a los reportes oficiales, podría afectar a 200 millones de personas, que viven en grandes urbes como Boston, Nueva York y Washington; además de los estados de Kansas y Colorado.

Los expertos en el clima, señalan que la ola de calor es un fenómeno, cada vez más frecuente durante los últimos años y está directamente relacionado con el Cambio climático.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más