El balance de muertos provocado por el huracán Hagibis subió a 70 en Japón, mientras esta semana miles de rescatistas siguen desarrollando intensos operativos de búsqueda y salvamento en las ciudades afectadas en el centro y norte del país, debido a los fuertes vientos huracanados e intensas lluvias, que dejaron grandes destrozos materiales en comunidades urbanas y rurales.

A casi tres días de esta tragedia que azotó a la nación nipona, más de 100 mil militares, policías, bomberos y guardacostas continúan buscando sobrevivientes en muchas de las áreas inundadas y dañadas por los inmensos deslizamientos de tierra, provocados por las fuertes precipitaciones que trajo Hagibis. Este nuevo fenómeno meteorológico ha sido calificado como “sin precedentes históricos”, por expertos japoneses.

Extensas inundaciones mantienen colapsadas varias ciudades japonesas

Hagibis, procedente del océano Pacífico, tocó tierra en horas nocturnas del pasado sábado, con rachas de viento de casi 200 kilómetros por hora, lo que generó severos daños humanos y materiales, como derribamientos de puentes, obstaculización de vías terrestres, inundaciones de casas, escuelas y centros de salud, entre otros cuantiosos destrozos.

De las 47 entidades del país, un total de 36 departamentos sufrieron afectaciones, la mayoría ocasionadas por el aumento de los cauces de los ríos cercanos a las zonas residenciales, las cuales aún se mantienen con extensas inundaciones.

Las autoridades japonesas han emitido cifras de los fallecidos, pero desde el pasado lunes el número de víctimas mortales continúa aumentando, tras la realización de operativos de los socorristas.

Muchos ciudadanos debieron ser desalojados de los techos de sus viviendas y edificios y trasladados inmediatamente a refugios temporales, para brindarles asistencia de emergencia.

Pronostican más lluvias en Japón durante esta semana, luego del paso de Hagibis

Las autoridades reportaron que los pronósticos en relación al número de fallecidos no son alentadores, debido a que muchas personas siguen desaparecidas y, durante los próximos días, se esperan más lluvias, lo cual podría complicar las labores de salvamento en muchas áreas severamente impactadas por Hagibis.

El Gobierno japonés anunció que aprobará un presupuesto especial, con la finalidad de apoyar a las víctimas, específicamente en las labores de los equipos de rescate, junto a los trabajos futuros de reconstrucción de las ciudades. Shinzo Abe, primer ministro japonés declaró durante una sesión parlamentaria que “se espera que esta cifra siga creciendo”.

Honshu, la isla principal de Japón, sufrió los grandes daños devastadores por Hagibis, mientras miles viviendas permanecen inundadas, sin electricidad, ni agua potable.

El Gobierno calcula que, al menos, 30 mil japoneses permanecen alojados en los refugios temporales, mientras se restablecen las condiciones mínimas para el seguro retorno a sus hogares. Entre las ciudades severamente afectadas por Hagibis se encuentran también Nagano y Fukushima.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más