El número de fallecidos por el tifón Hagibis aumentó a 56, tras su paso el pasado fin de semana por la zonas este y central de Japón, al tiempo que miles de rescatistas continúan desarrollando operativos de búsqueda en las áreas afectadas por los poderosos vientos huracanados y lluvias intensas que dejaron extensas inundaciones, junto a innumerables daños materiales en varias ciudades de esta nación asiática.

Un total de 15 personas continúan desaparecidas y se reportaron 204 heridos.

Durante el sábado en la noche, Hagibis proveniente del océano Pacífico, tocó tierra con rachas de casi 200 kilómetros por hora, que dejaron grandes destrozos en 36 departamentos de Japón, como resultado de la violenta crecida de los ríos por las lluvias y deslizamientos de tierras. La catástrofe dejó incomunicadas muchas carreteras por las grandes inundaciones, además de severos daños en infraestructuras urbanas, como viviendas, comercios, escuelas y hospitales.

Shinzo Abe, primer ministro japonés, declaró ante los medios que “aún hay muchas personas desaparecidas”. “Los equipos hacen lo que pueden para buscarlas y lograr salvarlas, trabajan durante el día y la noche”.

Se esperan más lluvias, las labores de rescate podrían verse afectadas

Las autoridades informaron que más de 110 mil rescatistas, junto a 31 mil militares despliegan intensos operativos en las regiones japonesas afectadas, mientras algunos meteorólogos pronostican más precipitaciones en la zona central del país.

Igualmente, se han emitido llamados de alerta, ante posibles desplazamientos de terrenos y más inundaciones, que pudieran seguir colapsando a las ciudades, tras el paso de Hagibis.

Yoshihide Suga, portavoz del Gobierno, informó que “para este lunes se prevén más lluvias en las zonas deterioradas por este fenómeno meteorológico”, lo que podría agravar la complicada situación que se vive en gran parte del país.

En Nagano, una de las localidades más afectadas por el ciclón, se registraron lluvias y se espera que se intensifiquen en las próximas horas.

Hiroki Yamaguchi, autoridad local, dijo que hay fuertes temores porque “las lluvias podrían afectar las labores de búsqueda y de salvamento”. La situación es tensa para muchas familias, que se mantienen en espera para dar con el paradero de sus parientes desaparecidos, por el impacto de Hagibis.

Grandes ríos desbordados, tras el paso del ciclón Hagibis en Japón

La intensidad de las lluvias ocasionó el desbordamiento de 142 ríos, situados en las regiones centrales y norte del país. El aumento del cauce del río Chikuma provocó el rompimiento de un dique, en una zona residencial, dejando decenas de casas destruidas y con inundaciones en la planta baja, jardines y patios.

La emergencia provocó que muchos residentes se protegieran en el tejado de sus viviendas o en los balcones en Nagano, mientras eran rescatados por los equipos de socorristas en helicópteros.

Otros operativos cercanos al río Chikuma se efectuaron con lanchas, entre las casas inundadas, con la finalidad de liberar y trasladar rápidamente a los residentes que quedaron atrapados.

El Gobierno japonés acondicionó refugios temporales para los miles de damnificados que dejó Hagibis, mientras 75 mil 900 casas están sin electricidad y, al menos, 120 mil permanecen sin servicio de agua potable. El Tokio, el transporte urbano se paralizó durante el fin de semana, sin embargo, muchas conexiones aéreas y ferroviarias funcionaron este lunes.

En la capital nipona se mantienen extensas áreas inundadas y colapsadas por escombros.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más