El presidente de Colombia, Iván Duque se presentó en días pasados ante las Naciones Unidas para denunciar que la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional actúa con total impunidad en la frontera y en escuelas de Venezuela, y para demostrarlo, Duque presentó en el estrado fotografías que demuestran la presencia del ELN, pero en Colombia.

Duque presenta pruebas falsas

En la tribuna de la Organización de las Naciones Unidas el presidente colombiano mostró fotografías que -según él- demuestran el vínculo que tiene el Gobierno de Nicolás Maduro con grupos narcotraficantes y terroristas con el único fin de atentar en contra de su país.

Instantes después de lo dicho por Duque, el diario El Colombiano descubrió que un par de dichas evidencias pertenecían en realidad a fotografías tomadas en Cuaca, Colombia en 2015; a esto también se sumó la agencia de noticias AFP quien comentó que tres fotografías más fueron tomadas de su mismo sitio y en suelo colombiano.

Otras pruebas presentadas en el dosier que entregó el mandatario colombiano tampoco son fehacientes ni creíbles, por ejemplo, se presentó una fotografía en donde una etiqueta propagandística del ENL está pegada sobre una caja de apoyo de alimentos venezolanos y es tan confiable como si la misma estuviera sobre una lata de Coca-Cola.

A esta ola de fake news se sumaron medios de comunicación colombianos como la NTN24 quién dio gran cobertura a la noticia.

Minimizando el error

Cuándo diferentes medios como los anteriormente mencionados hicieron incapié en el hecho de que se usaron fotografías pasadas y en suelo colombiano, el presidente Iván Duque minimizó el hecho de presentar dichas imágenes diciendo ya en su país, que se usaron como referencia anecdótica y no como una prueba contundente nte el estrado de la ONU.

Mismo caso sucedió con el "joven titán" o "héroe de la democracia" Juan Guaidó cuando en febrero pasado se le fotografió junto a narco paramilitares colombianos en la frontera entre dicho país y Venezuela, para el gobierno colombiano, que el auto proclamado presidente venezolano de tome instantáneas junto a narcotraficantes colombianos no es gran cosa, no significa ni representa nada, sin embargo, unas fotografías tomadas en la misma Colombia con puros colombianos y a 600 km de distancia de Venezuela sí dan pie para señalar al gobierno de Maduro con vínculos con narcotraficantes y terroristas.

No es la primera vez que la tribuna de las Naciones Unidas se utiliza para justificar una guerra ni tampoco es la primera en la que un presidente colombiano quiere internacionalizar la guerrilla interna colombiana y echar culpas de su ineptitud al 'gobierno de moda', el de Maduro.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más