Un nuevo tornado produjo el domingo severos destrozos en la ciudad estadounidense de Dallas, por la intensidad de los vientos huracanados y las poderosas lluvias, que afectaron a centenares de viviendas, edificios y dejó a los residentes sin servicios de agua, ni electricidad. Las autoridades informaron que este fenómeno meteorológico no dejó víctimas mortales, solo un saldo bajo de heridos.

El tornado afectó un área densamente poblada de la ciudad de Dallas, por lo que la mayoría de las afectaciones ocurrieron en viviendas, tras el desprendimiento de techos y el desplome de muchas paredes, por lo cual los residentes fueron rescatados por grupos de emergencia y trasladados a refugios temporales.

El tornado impactó severamente en una localidad cercana al aeropuerto Dallas Love Field, a las 9 de la noche del pasado domingo; de acuerdo a las declaraciones de Jason Godwin, vocero del Servicio Meteorológico Nacional. Godwin explicó que afortunadamente no se produjeron muertes o heridos de gravedad, tras el paso del tornado; aunque Jason Evans, portavoz del Cuerpo de Bomberos, informó que tres personas fueron hospitalizadas, para evaluar lesiones que no fueron potencialmente mortales.

Mientras, tanto decenas de miles de hogares en Dallas permanecen sin electricidad, debido al impacto de este tornado y a los fuertes daños que sufrieron muchas viviendas. Por su parte, Chris Perry, portavoz del aeropuerto Dallas Love Field, informó que esta institución de transporte aéreo no sufrió daños durante la tormenta el pasado domingo.

Varios estados permanecen en alerta ante el arribo de nuevos tornados

El lunes por la mañana las alertas de emergencia por el tornado entraron en vigencia, específicamente en el extremo este del estado de Arkansas, en las cercanías del río Mississippi, mientras este sistema de tormentas se movilizó hacia la zona este.

Los estados de Alabama, Tennessee, Louisiana y Mississipi están en alerta, por los riesgos de tormentas mucho más severas; de acuerdo al Centro de Predicción de Tormentas, en Norman, Oklahoma.

Tornado en Dallas no dejó fallecimientos

El alcalde de Dallas, Eric Johnson, informó que tras el paso de este tornado, “la ciudad tuvo mucha suerte esta vez” haciendo referencia a que no se reportaron pérdidas humanas.

“Debemos considerarnos muy afortunados, porque no se perdieron vidas, ni muertes, ni hubo lesiones graves en las fuertes tormentas de la noche anterior”. “Todos deberíamos estar muy agradecidos por eso”.

Harold Brooks, del Laboratorio Nacional de Tormentas Severas, en Norman, dijo que durante el mes de octubre no son comunes los tornados y las ciudades “rara vez son golpeadas”.

La población de estos estados se mantiene alerta, ante la posible llegada de nuevos huracanes, que pudieran ocasionar el desbordamiento de ríos y arroyos e inundaciones en estas regiones norteamericanas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más