La Comisión Económica para América Latina y El Caribe, Cepal, informó que, al menos, 6 millones de personas formarán parte de la pobreza crítica en América Latina durante el 2019, con lo cual el número de ciudadanos en pobreza se elevará a 191 millones. Estos indicadores revelan que se ha continuado con una línea ascendente relacionada con la pobreza, desde el año 2015.

“En el transcurso del año 2019 la cantidad de ciudadanos en pobreza se elevará a 191 millones, de este total, al menos 72 millones estarán en el nivel de pobreza crítica o extrema”.

Esto representa 6 millones más, de los 185 millones de pobres que fueron reportados en el año 2018; según el último informe presentado por la Cepal, ante los medios de comunicación.

De acuerdo a la Cepal, “en la evolución de la pobreza crítica en América Latina en 2019, se destaca que prácticamente todos los ciudadanos que se integran a las estadísticas de pobreza, se insertan directamente en el área de la pobreza extrema”.

La pobreza extrema aumentará a 11,5% en el año 2019

Por otra parte, la tasa de pobreza aumentará a 30,8% de la población del continente americano durante el año 2019, lo cual representa un incremento del 0,7%, con respecto al 30,1% registrado en el año 2018.

Mientras, la pobreza extrema se situará al cierre de 2019 en 11,5%, con un incremento de 0,8%, con respecto al 10,7% del año anterior.

Según el informe presentado por la Cepal, “la pobreza afecta a niños, niñas, adolescentes, mujeres, indígenas, afro-descendientes, residentes de las regiones rurales y a desempleados”.

La Cepal también destacó "el aumento de la pobreza registrado entre los años 2014 y 2018, que alcanzó 2.3 puntos porcentuales en el promedio regional y se debió principalmente al incremento de las personas pobres en Venezuela y Brasil”.

La pobreza se redujo en otras naciones de Latinoamérica

No obstante, en el resto de los países del continente americano, la tendencia de la pobreza fue hacia una reducción, promovida fundamentalmente a un aumento de los ingresos laborales en los hogares con menos recursos económicos. Esta disminución también es el resultado de las transferencias provenientes de los sistemas de protecciones sociales públicas y privadas, al igual que la recepción de remesas procedentes de otras naciones; agregó la Cepal.

La pobreza es la escasez o la carencia de los necesario para vivir, que afecta a las familias y a los individuos; mientras la pobreza crítica o extrema es un estado mucho más bajo, cuando las personas no tienen la capacidad de satisfacer necesidades básicas como alimentación, agua potable, vivienda, educación, asistencia médico-sanitaria o acceso a la información. El estado de pobreza crítica no solo depende del nivel de ingresos de los grupos familiares, sino también del acceso a los servicios básicos, que requieren los ciudadanos para su subsistencia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más