El Centro de Estudios de California y México, CMSC, comenzó esta semana una campaña informativa y de Salud mental dirigida a la población californiana sobre la crisis psicológica que está afectando a miles de inmigrantes indocumentados, debido a que "mucha gente se encuentra aterrorizada”, señaló Armando Vázquez Ramos, director de este instituto.

El CMSC informó que durante el año 2019 “se registraron casos de chicos que han dejado de asistir a la escuela”, especialmente porque muchos padres inmigrantes temen que pudieran ser deportados, pero además “hay temor de ser maltratados”, agregó Vázquez Ramos.

Indocumentados son los más afectados, por los anuncios de deportaciones masivas

El activista, quien tiene varios años realizando estudios sociales sobre los requerimientos emocionales de los “soñadores” dijo que esta campaña no es solamente una convocatoria a nivel local; sino también un llamado para que el Gobierno Federal y los legisladores estatales brinden programas de salud mental y psicológica especialmente dirigidos a la población indocumentada.

“La ausencia de estudiantes en las aulas de clases afecta a la educación en general, porque los diferentes distritos escolares comienzan a perder recursos económicos, tras disminuir la asistencia del alumnado”; señaló Vázquez Ramos.

El director del CMSC agregó que “estoy seguro que en el año 2020 será mucho peor, que el anterior de lo que había anticipado”.

“La gente vive muy aterrorizada” y es un “terrorismo de estado”, por otra parte preocupa que la comunidad afectada se "mantenga callada".

Vázquez Ramos anunció que se reunirá con Christopher Steinhauser, el superintendente del distrito escolar de Long Beach, situado en la parte sur de Los Ángeles, con el objetivo de realizar una propuesta y un programa piloto en las escuelas.

“Las escuelas deben tener más responsabilidad, no solamente para que atiendan a la población infantil, sino también para ofrecer ayuda y atención a los padres. Vázquez Ramos lideró una campaña a nivel nacional para el restablecimiento del permiso “Advanced Parole”. Este permiso les facilitaba los indocumentados jóvenes salir del país por motivos académicos o humanitarios y retornar a EEUU legalmente, pero fue eliminado por medidas de Trump.

California, entre las regiones estadounidenses con más indocumentados

Las estadísticas migratorias señalan que, al menos, 1 de cada 13 residentes californianos tiene estatus de indocumentado. Mientras, reportes emitidos por la Universidad de Berkeley señalan que en el estado de California habitan, al menos, 2.2 millones de migrantes indocumentados. Este elevado número agrava el problema en esta región, porque muchos temen ser deportados a sus países de origen.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!