Meghan y Harry se parecen mucho más al resto de la gente común, tras abandonar sus valiosos títulos reales y se están volcando para convertirse en plebeyos, todo con la bendición de la Reina Isabel II. Este ha sido uno de los mayores escándalos que ha tenido que enfrentar el Reino Unido de Gran Bretaña, a comienzos de este año 2020 y que representa cambios importantes en relación al desenvolvimiento de las actividades de la corona inglesa.

El Palacio de Buckingham anunció el sábado un camino diferente para el duque y la duquesa de Sussex, tras "Megxit". Dijo que como parte del nuevo acuerdo alcanzado entre todas las partes involucradas, Meg y Harry ya no representarán oficialmente a la Reina Isabel II públicamente, porque ya no son miembros activos de la Familia Real de Gran Bretaña.

Otra cosa que están perdiendo Meg y Harry son fondos públicos y nombramientos militares. Todo lo que viene con ser un Royal a tiempo completo, y dado que están fuera, todas las ventajas también están perdidas.

Meg y Harry seguirán apoyando a la Reina

El palacio dice que mantendrá las organizaciones benéficas privadas y las causas que apoyan, y aunque ya no están haciendo nada en nombre de la Reina, han acordado ser defensores de los valores de Su Majestad.

Hay una última cosa interesante sobre la despojo de sus títulos. Aparentemente, Meg y Harry quieren pagar un gasto de Sovereign Grant por la restauración de su hogar en el Reino Unido, Frogmore Cottage. En otras palabras, se les facturará por arreglar el lugar.

Uno de los obsequios que les concedió la Reina Isabel II a los príncipes de Sussex, por su matrimonio celebrado en mayo de 2018 fueron grandes trabajos de remodelación de su nueva residencia Frogmore Cottage, en los cuales se invitió una elevada cantidad de libras esterlinas y que generó duras críticas de parte del pueblo inglés, quienes alegaron que este dinero fue proveniente de los impuestos que pagan los ciudadanos.

La inversión fue severamente cuestionada por los ingleses, tras manifestar que no era necesario la inversión de esta altísima suma. Quizá por este motivo, los duques de Sussex ahora quieren pagar todo este dinero.

Menos de dos años estuvo Meghan en la Familia Real

En cuanto a la Reina, ella dice que lo entiende.

Ha demostrado que reconoce los desafíos que Meg y Harry han enfrentado desde que se juntaron, y apoya su deseo de una vida independiente. Ella continúa agradeciéndoles su trabajo señalando que está particularmente orgullosa de su valiosa, pero corta labor.

Desde mayo de 2018, hasta enero de 2020 Meghan formó parte de la Familia Real. En muchas ocasiones rompió el protocolo y, según los observadores, no lucía muy cómoda en la mayoría de los actos oficiales.

Estos nuevos cambios entrarán en vigencia en la primavera.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!