Una nueva caravana de inmigrantes hondureños se organizó en la ciudad de San Pedro Sula y ha sido rechazada enérgicamente por los Gobiernos de Estados Unidos, cuyas administraciones gubernamentales han anunciado que, esta vez, no los dejarán pasar a sus territorios y - mucho menos - arribarán a los puestos de control en la frontera común de EEUU y el país azteca.

Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, dijo que la administración gubernamental de López Obrador detendrá a los inmigrantes para impedirles que arriben a territorio estadounidense, como respuesta a las estrictas medidas migratorias anunciadas por el actual Gobierno de Donald Trump, para eliminar el flujo migratorio de indocumentados.

Giammanttei anunció que, en esta oportunidad el Gobierno mexicano dijo que “no los dejarán pasar”, luego de reunirse con el canciller Marcelo Ebrard, quien señaló que “se hará todo lo que sea posible, para evitar que esta nueva caravana ingrese al territorio del país azteca”.

La nueva caravana partió desde San Pedro Sula el 15 de enero

Desde finales de diciembre, activistas sociales hondureños comenzaron a convocar en redes sociales la conformación de una nueva caravana en San Pedro Sula, para los ciudadanos interesados en abandonar el país centroamericano, buscar empleos y mejores condiciones de vida en México y Estados Unidos. Tras esta convocatoria, decenas de hondureños - en su mayoría jóvenes - salieron en esta nueva caravana el 15 de enero, tal como estaba previsto, a pesar de las estrictas medidas migratorias del Gobierno de Trump.

Los migrantes informaron a la agencia de noticias EFE, que aún no habían decidido la frontera por la cual iniciarán esta travesía, si será por Corinto o Agua Caliente. Los migrantes alegan que abandonan Honduras, debido a las pésimas condiciones de vida de esta nación centroamericana, entre ellas la falta de empleos formales, la ausencia de trabajos agrícolas, la pérdida de los sembradíos y de las cosechas por plagas, la falta de un sistema de educación eficiente, la violencia callejera y las precarias condiciones del sistema de salud de Honduras.

Migrantes hondureños protestaron al presidente Hernández

Se calcula que esta nueva caravana de migrantes esté conformada de, al menos, unos 2 mil ciudadanos hondureños, que reflejan el incremento de la pobreza extrema en este país de Centroamérica. Al iniciar su travesía, utilizaron banderas de Honduras y cantaron canciones de protesta en contra del presidente, Juan Orlando Hernández, convirtiéndose en la primera caravana del año 2020 conformada por mujeres, niños, hombres, ancianos, jóvenes embarazadas, discapacitados y hasta mascotas.

La ley permite a los centroamericanos viajar por los distintos países de la región, solamente con el documento de identidad, sin pasaporte, ni visa. No obstante, los controles migratorios se endurecieron el año pasado, tras el colapso de las estaciones migratorias mexicanas, por el libre acceso que permitió el gobierno de López Obrador, medida que fue protestada por los mexicanos, quienes alegaron que enfrentan grandes necesidades y que el Gobierno de AMLO debe dedicarse a resolver sus requerimientos, en lugar de atender a los grupos vulnerables.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!