La Corte Suprema de Estados Unidos permitió, a partir de esta semana, que la administración Trump mantuviera un programa que obligó a unos 60 mil solicitantes de asilo a esperar en México, mientras se escuchan sus solicitudes. Un tribunal de apelaciones había bloqueado el programa, diciendo que estaba en desacuerdo con la lay federal y los tratados internacionales y que estaba causando "daños extremos e irreversibles".

La orden de la Corte Suprema fue breve y no firmada, y no dio razones para suspender el fallo de la corte de apelaciones, mientras el caso avanzaba. La jueza, Sonia Sotomayor escribió que habría negado la solicitud de suspensión de la administración.

El fallo, de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Noveno Circuito, en San Francisco, se aplicó a los dos estados fronterizos dentro de su jurisdicción, California y Arizona, y debía entrar en vigencia el jueves.

Críticas al programa ‘Permanecer en México’

Judy Rabinovitz, abogada de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, que representa a personas y grupos que desafían el programa, expresó su consternación por la acción temporal de la Corte Suprema, pero dijo que “esperaba que los jueces acabaran con el programa”.

"El tribunal de apelaciones declaró inequívocamente que esta política era ilegal", dijo Rabinovitz en un comunicado. “La Corte Suprema también debería hacerlo.

Los solicitantes de asilo enfrentan un grave peligro y un daño irreversible todos los días que esta política depravada sigue vigente”.

El Departamento de Justicia dijo que la decisión de la Corte Suprema de permitir que la administración mantenga el programa, conocido formalmente como Protocolos de Protección de Migrantes, fue un hecho positivo.

"Nos complace que la Corte Suprema haya otorgado una suspensión, lo que evita que una orden judicial de distrito perjudique la seguridad de nuestras fronteras y la integridad de nuestro sistema de inmigración", dijo una portavoz en un comunicado. "Los Protocolos de Protección al Migrante, implementados de conformidad con la autoridad expresa otorgada por el Congreso hace décadas, han sido fundamentales para restaurar la capacidad del Gobierno de administrar la frontera suroeste y trabajar en cooperación con el Gobierno mexicano para abordar la inmigración ilegal".

Las fronteras con México están colapsadas

Al instar a la Corte Suprema a tomar medidas inmediatas, el Procurador General Noel J. Francisco dijo que, “el fallo de la corte de apelaciones ya había causado el caos en la frontera”.

Sin una suspensión de la Corte Suprema, escribió, el fallo de la corte de apelaciones estaba "virtualmente garantizado para imponer daños irreparables al provocar un apuro en la frontera y potencialmente exigir que el Gobierno permita la entrada a los Estados Unidos y detenga a miles de extranjeros, que no tienen ningún derecho para entrar en este país, o para liberarlos en el interior donde muchos simplemente desaparecerán”.

Las políticas de migración en EEUU continúan endureciéndose este 2020, tal como lo había anunciado Trump, las cuales pretender seguir deteniendo el flujo de migrantes indocumentados, a quienes el mandatario les ha advertido que “no ingresarán” a este territorio de Norteamérica, sin la documentación legal que exigen las leyes de inmigración.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!