La emergencia sanitaria que azota al planeta por la pandemia llegó a México, y esto significa que muchos ciudadanos podrían resultar contagiados o fallecer, debido a las precarias condiciones de los centros hospitalarios del país, especialmente los que se encuentran ubicados en zonas vulnerables como las regiones indígenas, campesinas y rurales.

En muchas de estas comunidades, los centros de salud tienen poco personal médico, no hay equipamiento y prevalece el desabastecimiento de medicinas necesarias para combatir el mortal virus que, actualmente, está afectando severamente al planeta; desde Asia, Europa y ahora a América.

Según las últimas estadísticas emitidas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social de México, Coneval, del año 2018, el 16,9% de la población no tiene acceso a la educación básica; el 16,1% no dispone de servicios de salud; el 57,3% no tiene acceso a la seguridad social; el 20,4% de los ciudadanos mexicanos no tiene acceso a la alimentación; el 11,1% no tiene viviendas dignas y el 19,8% no tiene los servicios básicos en sus casas, como: agua, electricidad, teléfonos residenciales, ni internet.

De acuerdo a estos indicadores, la situación sanitaria, social y económica de muchas familias mexicanas podría agravarse. A este panorama desalentador se le agregan los casos de feminicidios, que diariamente se van registrando a nivel nacional.

AMLO envía mensajes tranquilizadores al pueblo mexicano sobre la ‘emergencia sanitaria’

El Gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha enviado mensajes de calma al país en sus conferencias mañaneras, desde el Palacio Nacional. El mandatario ha dicho que la pademia está totalmente controlada en México, que se han presentado pocos casos y que el país tiene las condiciones necesarias para enfrentar los efectos devastadores, que pudiera provocar el arribo del mortal virus en todo el país.

Las fronteras aéreas y marítimas permanecen abiertas para los viajeros internacionales, pero los ciudadanos mexicanos temen lo peor. Básicamente, por los lamentables fallecimientos, que se están registrando a diario en otras naciones, y por la falta de medicamentos y vacunas que permitan controlar esta enfermedad en pacientes contagiados o detener la rápida propagación del mortal virus.

Norteamérica afectada por la pandemia

Si el virus ya llegó a Canadá y a Estados Unidos, México no está exento. Los mexicanos están temerosos de contagiarse con esta enfermedad mortal, evitan las aglomeraciones, los viajes internacionales o nacionales y aumentan las medidas básicas de higiene. Los sectores empobrecidos son los más vulnerables a sufrir de contagios, especialmente las comunidades que carecen del servicio de agua y se les dificulta mantener óptimas condiciones de higiene. Por otra parte, están alarmados y atentos a las nuevas medidas sanitarias, que podría anunciar el Gobierno Federal en los próximos días, sobre la pandemia que desde enero azota al planeta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!