En el mes de marzo la casa real anunció que el príncipe Carlos había dado positivo en la prueba de COVID-19, situación que alarmó a los británicos ya que el heredero al trono se encontraba dentro del grupo de mayor riesgo por sus 71 años de edad.

En aquel momento, el príncipe Carlos, quien se encontraba en cuarentena en una de las residencias de la monarquía en Escocia, dijo que no se sentía tan mal pues los síntomas que tenía no lo obligaban a estar ni siquiera en cama y que a pesar de tener la enfermedad podía casi hacer su vida normal, sólo con muy pequeñas molestias.

A los 71 años, el Príncipe Carlos está en forma como un violín

Y ahora, para terminar de desmentir con los rumores sobre un estado delicado de Salud del príncipe, Camilla, duquesa de Cornualles asistió como invitada al programa The Emma Barnett Show de BBC Radio 5 y dio una actualización con con buenas noticias sobre la salud de su esposo.

"Probablemente sea el hombre más sano de su edad que conozco", dijo Camilla de 72 años sobre el príncipe Carlos. "Camina y camina y camina. Es como una cabra montés, deja a todos a kilómetros de distancia".

Charles, sin embargo, no se une a su esposa en sus clases de ballet Silver Swans , que continuaron en línea durante la pandemia de COVID-19.

"No he logrado que haga un plié, pero es un hombre muy, muy en forma.

Aunque no está haciendo ballet", dijo Camilla.

Camilla y el príncipe Carlos han empezado a hacer visitas en persona

Después de meses de cuarentena en su hogar escocés y de hacer compromisos reales virtualmente, Camilla y el Príncipe Carlos han regresado a hacer visitas en persona. Sin embargo, Camilla habló sobre cómo el distanciamiento social y otras precauciones cambiaron las rutinas sobre sus salidas.

"Es muy extraño, fuimos a Gloucester el otro día para agradecer a estos maravillosos trabajadores de primera línea del NHS", dijo Camilla. "Pero quería acercarme a ellos y estrecharles la mano y decirles: 'Hiciste un trabajo tan maravilloso', pero no me sentí exactamente igual en mi pequeño círculo, había que tener mucho cuidado por ellos y por nosotros y eso de no te muevas hacia la izquierda o la derecha, es complicado y muy diferente ".

Camilla admitió que era enemiga del internet

Camilla también admitió que anteriormente "realmente odiaba Internet", pero descubrió que era "brillante" durante el bloqueo por la pandemia, ya que lo usaba para comunicarse con familiares y amigos. Aún así, aseguró que cumplir compromisos por video no eran un reemplazo para la realidad.

"Se trata de conectarse y sabes que es encantador hablar con la gente", dijo. "Me gusta hablar con la gente y sentarme y mirar los rostros de las personas, y realmente no puedes hacer eso en las pantallas, quiero decir que ves sus caras, pero no obtienes el aspecto animado que logras cuando estás conviviendo con una persona".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!