Corea del Sur informó el miércoles su mayor aumento diario de casos de coronavirus desde principios de marzo a medida que se extendían los brotes en iglesias alrededor de la capital, lo que provocó una advertencia de una ola de infecciones a nivel nacional. Un total de 297 nuevas infecciones marcan el sexto día consecutivo de aumentos de tres dígitos en un país que ha logrado mitigar varios brotes anteriores. La corresponsal de la BBC en Seúl, Laura Bicker, explicó que algunos residentes han dejado datos de contacto falsos.

Brotes en iglesia no pueden ser rastreados

En declaraciones a World at One de BBC Radio 4, Bicker dijo: "Hasta ahora han tenido un gran éxito en su sistema de seguimiento y localización.

Pueden localizar a 1.000 personas en una hora. Pero el problema es que cuando se trata de la iglesia, todo es más reservado, algunos de ellos han dejado datos de contacto falsos.

"Incluso cuando son localizados, hemos visto imágenes en las que los miembros de la iglesia gritan y maldicen a los rastreadores de contactos, por lo que son reacios a cumplir".

La preocupación es que podría estar propagándose en secreto en este centro de población y están al borde de una gran explosión de brotes.

Casi el 90 por ciento de los nuevos casos aparecieron en la capital, Seúl, y áreas circundantes, lo que genera preocupación por la rápida propagación del virus en un área metropolitana de más de 25 millones de personas.

El viceministro de Salud, Kim Gang-lip, dijo en una sesión informativa que estaban en una crisis desesperadamente peligrosa en la que las infecciones se están propagando en el área metropolitana de Seúl y amenazan con provocar una transmisión nacional masiva. Y es que el gobierno no puede contener la propagación actual sólo con rastreo y aislamiento y no todos están dispuestos a ser rastreados.

Más de 150 contagios de coronavirus en la iglesia Sarang Jeil

Al menos 166 de las nuevas infecciones están vinculadas a la Iglesia Sarang Jeil, lo que eleva el número de casos a 623. Las autoridades han movilizado a unos 8.500 policías para rastrear a otros 600 miembros de la congregación de la iglesia que deberían estar aislados, y están tratando de poner a prueba a sus 4.000 miembros.

Algunos miembros de la iglesia, que está dirigida por un predicador conservador radical, se muestran reacios a presentarse y hacerse la prueba, o aislarse a sí mismos, han dicho los funcionarios. Muchos de ellos también asistieron a mítines antigubernamentales en Seúl el fin de semana, donde miles de personas de todo el país se reunieron, lo que generó temores de que se sembraran infecciones allí.

El subdirector de KCDC, Kwon Jun-wook, dijo que 10 personas en las protestas sin vínculos con la iglesia habían sido infectadas e instó a todos los que asistieron a hacerse la prueba. Por su parte, el primer ministro Chung Sye-kyun prometió emprender acciones legales contra la iglesia por cualquier intento de interrumpir los esfuerzos de rastreo y prueba al no proporcionar listas de miembros precisas.

Al menos otros tres grupos más pequeños se han rastreado hasta iglesias en Seúl y uno hasta una iglesia en la ciudad de Yongin. Y más de 50 casos se han vinculado a una tienda de café en la ciudad de Paju.

Se ordenó el cierre de clubes nocturnos, bares de karaoke, bufés y cibercafés en Seúl y las regiones circundantes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!