Ha sido un punto culminante del calendario real desde hace 15 años, ya que el príncipe William y su hermano Harry compiten en un choque de polo de alto perfil, recaudando millones de libras para causas cercanas a sus corazones. Pero este año, Harry estará ausente del King Power Royal Charity Polo Day, y permanecerá instalado en su mansión californiana mientras los hermanos se vuelven cada vez más distantes.

Una fuente dijo que: "Es una pena que Harry no pueda jugar al polo este año, pero no volverá a Gran Bretaña a menos que sea absolutamente necesario".

En el evento del año pasado, según los informes, los hermanos tuvieronuna pelea furiosa incluso antes del primer chukka, aunque el Palacio de Buckingham lo negó, y la nueva biografía Finding Freedom describe cómo Kate y Meghan estaban "distantes '' mientras miraban desdela barda el juego de los hermanos, acompañadas de sus hijos .

William tenía la esperanza de poder llevar a cabo el evento de polo

Sin embargo, ha trascendido que el duque de Cambridge todavía estaba ansioso por que el evento de este año se llevara a cabo según lo planeado a fines de septiembre, incluso teniendo en cuenta que las estrictas reglas sobre las reuniones al aire libre diseñadas para frenar la propagación del coronavirus limitarían severamente la lista de invitados. Si bien las bodas están restringidas a 30 personas, hay suficiente espacio en el lugar secreto para el partido de polo de este año para permitir 48 espectadores y aún mantener el distanciamiento social. Aunque eso está muy por debajo de las 400 celebridades que suelen asistir, recaudando fortunas para las organizaciones benéficas de los hermanos como Tusk Trust y Sentebale.

El boleto de los asistentes llega a costar hasta 5000 euros

La lista de invitados restringida hará que el evento sea el boleto más popular de la ciudad, especialmente porque nunca falta drama. En la competencia de 2017, celebrada en la finca Watership Down de Andrew Lloyd Webber en Berkshire, el jugador de polo bolchevique australiano Beau Skerrett etiquetó al príncipe Harry como un "mocoso mimado '' después de chocar en el campo.

Se jactó de haberle dado una reprimenda al fiero Royal después de decirle que 'se fuera a la mierda frente a una multitud que paga £ 5,000 para darle la mano'.

Por el contrario, llamó a William "el perfecto caballero". Una cosa es segura, al menos con Harry al otro lado del Atlántico, los hermanos no serán los que se lanzarán palabras fuertes entre sí.

Aún se desconoce si el evento se llevará a cabo, pero sí se sabe que Harry no viajará desde Los Ángeles para estar presente en el evento en caso de que este se llevara a cabo, lo que hace sonar nuevamente las alarmas sobre un posible distanciamiento de los hermanos príncipes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!