El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, NHC, informó que la tormenta Laura azotó la madrugada de este jueves las costas del Golfo de México, durante varias horas con intensos vientos, aguaceros y marejadas; después de tocar tierra en Luisiana, cerca de la región fronteriza con Texas. El huracán Laura supone graves amenazas para la vida de quienes no acataron las órdenes de evacuación obligatoria de los grupos de rescatistas. Las autoridades locales reportaron que, hasta ahora, la primera víctima mortal es una niña de 14 años.

Los equipos de emergencia solicitaron a los residentes de esta región del sureste de Estados Unidos que desalojaran las casas, pero muchas personas desobedecieron las órdenes, en una zona que fue devastada en el 2005 por el huracán Rita.

De acuerdo a los reportes presentados por las autoridades de Texas y Luisiana, el poderoso huracán Laura destrozó un edificio situado en Lake Charles, rompiéndole las ventanas, mientras los escombros y vidrios caían en el suelo.

Edificio en Lake Charles podría tener víctimas atrapadas desde la madrugada del jueves

Tony Guillory, vocero gubernamental de la parroquia de Calcasieu, informó que el edificio del Gobierno en la región de Lake Charles se estremecía, debido al intenso huracán. Guilory agregó que durante el día de hoy se rescatarán a quienes hayan quedado atrapados en esta edificación. Advirtió el huracán Laura dejó efectos devastadores en zonas cercanas al edificio, tales como: carreteras obstaculizadas, inundaciones y cortes eléctricos.

Los operativos de rescate y búsqueda de víctimas en este edificio comenzarán solamente cuando las condiciones meteorológicas lo permitan.

Lake Charles es una ciudad situada específicamente en la parroquia de Calcasieu, en el estado de Luisiana. Está ubicada en las cercanías de lago Prien y los lagos de Charles, además del río Calcasieu.

Tiene una población aproximada de 72 mil habitantes.

Vientos huracanados de Laura alcanzaron una velocidad de 240 kph

Antes de tocar tierra, el huracán Laura registró vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora, alrededor de la 1 de la madrugada y cerca de la localidad de Cameron, la cual es una comunidad de unos 400 habitantes, perteneciente al estado de Luisiana, a 48 kilómetros de la frontera este de Texas.

Los pronósticos meteorológicos señalan que en los próximos días Laura podría dejar efectos devastadores en estas regiones del sureste de EEUU, debido a la caída de grandes cantidades de agua por las lluvias, marejadas ciclónicas e intenso oleaje. En Port Arthur, Texas, y Lake Charles, en Luisiana las olas podrían alcanzar entre 4,5 y 6 metros de altura.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!