El huracán Zeta fue degradado a tormenta tropical cuando pasó sobre la parte norte de la península de Yucatán el lunes por la noche y el martes por la mañana, la segunda vez en 20 días que los residentes de Quintana Roo y Yucatán se preparan para un nuevo fenómeno climatológico.

Zeta tocó tierra al norte de Tulum, Quintana Roo, la noche del lunes como huracán de categoría 1, dijo la Comisión Nacional del Agua, Conagua, con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora con ráfagas de hasta 140.

Las lluvias torrenciales cayeron en el norte de Quintana Roo y el este de Yucatán, mientras que Chiapas, Campeche y Tabasco también sintieron los efectos de la tormenta, que dejó algunas áreas inundadas.

Antes de que el huracán azotara Yucatán, el gobernador Mauricio Vila ordenó el cierre de las empresas y que los residentes permanecieran en el interior de sus hogares. Los puertos estaban cerrados a la navegación. Algunas familias de la costa de San Felipe y Río Lagartos fueron evacuadas a Panabá y Tizimín para minimizar los riesgos.

Aconsejan evitar compras nerviosas de alimentos

En Quintana Roo, el gobernador Carlos Joaquín González pidió a los vecinos que mantengan la calma y no compren alimentos a granel en los supermercados, como hacían antes de la llegada del huracán Delta, hace menos de tres semanas. Las declaraciones de González tienen como objetivo calmar a la población y minimizar el impacto, que pudiera generar el paso del huracán Zeta en las familias residentes de estas región mexicana,

Se ordenó el cierre de negocios a partir de las 2 p.m.

del lunes en Tulum, Lázaro Cárdenas, Solidaridad, Puerto Morelos, Benito Juárez, Isla Mujeres y Cozumel. Los residentes fueron evacuados en Banco Chinchorro, Othón P. Blanco, Punta Allen, Tulum, Isla María Elena y Punta Herrero.

Los turistas deben permanecer en los hoteles, mientras pasa la tormenta

Los turistas no fueron evacuados, pero se les pidió que se quedaran en sus hoteles y evitaran las playas, y el aeropuerto de Cancún permaneció abierto.

Las líneas eléctricas y los árboles fueron derribados por la tormenta, pero no se reportaron heridos.

Se proyectaba que Zeta se movería sobre el Golfo de México, donde se esperaba que recuperara la fuerza de un huracán, a medida que avanza hacia el sur de Estados Unidos, donde se prevé que toque tierra el miércoles.

Zeta es la vigésimo séptima tormenta con nombre de la temporada de huracanes de 2020 en el Atlántico, que ha experimentado el segundo mayor número de tormentas registrado. En 2005 hubo 28 tormentas con nombre, pero este año podría superarlo fácilmente, ya que la temporada de huracanes finaliza oficialmente el 30 de noviembre.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!