Las hospitalizaciones por coronavirus en EE.UU. superaron las 60.000 por primera vez el martes, continuando con un aumento constante que ha duplicado las hospitalizaciones en menos de dos meses, informó el miércoles el Proyecto de Seguimiento COVID. Texas esta semana reveló un aumento considerable de las nuevas infecciones por el mortal virus, tras superar el millón de nuevos casos.

El número de estadounidenses hospitalizados debido al COVID-19 ha aumentado casi un 50% en las últimas dos semanas. El miércoles, Estados Unidos superó las 240.000 muertes causadas por el coronavirus, el mayor número en el mundo.

Estados Unidos tiene el 4,3% de la población mundial, y el 18,8% de las muertes por coronavirus reportadas.

Casi 62.000 estadounidenses fueron hospitalizados a causa de COVID-19 el martes. El récord anterior de hospitalizaciones fue de 59,780 el 12 de abril, luego de lo cual el número comenzó una disminución gradual que llegó a 28,608 el 20 de septiembre. Desde entonces, sin embargo, el número ha ido aumentando constantemente.

"Los hospitales se enfrentan a graves limitaciones en las próximas semanas", dijo el gobernador de Dakota del Norte, Doug Burgum, cuyo estado se encuentra entre los más afectados. "Necesitamos que todos ayuden a frenar la propagación".

Texas establece un nuevo récord diario de contagios

El segundo estado más poblado de la nación, Texas es el primero en superar el millón de casos de coronavirus, según datos de la Universidad Johns Hopkins. El estado ha reportado ahora 1.01 millones de casos de coronavirus y 19,337 muertes.

El martes, 6.170 personas fueron hospitalizadas por el coronavirus y ese día se reportaron 94 nuevos fallecidos, según el Departamento de Servicios de Salud del Estado.

Texas tiene alrededor de 28 millones de personas, 12 millones menos que California, que pronto también superará el millón de infecciones. Es probable que el número real de infecciones en todos los estados sea mucho mayor, porque muchos infectados no se sienten enfermos y no se han hecho la prueba.

"La rápida distribución de vacunas y tratamientos médicos comenzará a curar a quienes padecen COVID-19, retrasará la propagación del virus y ayudará a reducir las hospitalizaciones de tejanos", dijo el gobernador Gregg Abbott en un comunicado.

Biden sobre máscaras: sin mandato nacional, pero con mucha persuasión

Por su parte, el sitio web del equipo de transición del presidente electo Joe Biden describió un plan para "implementar mandatos sobre el uso de la mascarilla en todo el país, trabajando con gobernadores y alcaldes y pidiendo al pueblo estadounidense que haga lo que mejor sabe hacer: dar un paso adelante en tiempos de crisis".

El sitio web dice que Biden pedirá a los estadounidenses que usen una máscara cuando estén cerca de personas fuera de su hogar, que los gobernadores lo hagan obligatorio en su estado y que las autoridades locales también lo hagan obligatorio. En la campaña electoral, Biden dijo que no podía emitir un mandato nacional.

"Un mandato nacional no es posible, porque los poderes de salud pública pertenecen a los estados, no al Gobierno federal", dijo Lawrence Gostin, director del Instituto O'Neill para la Ley de Salud Nacional y Global de la Universidad de Georgetown. "El Gobierno federal no podía implementar sus propios mandatos de usar máscara, ni podía obligar a los estados a hacerlo". Sin embargo, dado el aumento de los casos es necesario tomar medidas más estrictas para frenar la ola de contagios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!