Los hospitales de Nueva York probarán la variante de COVID-19 de rápida propagación que se encuentra en el Reino Unido en un esfuerzo por localizarla y contenerla; dijo el martes el gobernador Andrew Cuomo.

Las preocupaciones sobre el virus mutado han llevado a un bloqueo generalizado en el Reino Unido y a que Cuomo solicite a las aerolíneas que revisen a los pasajeros, antes de abordar los aviones con destino a Estados Unidos.

Cuomo dijo a los periodistas durante una conferencia telefónica que, no hay evidencia de que la variante esté en Nueva York, pero eso no significa que no esté aquí. Hasta ahora, el laboratorio Wadsworth del Departamento de Salud Estatal ha examinado más de 3.700 secuencias de virus identificadas en Nueva York.

"Sabemos que esta cepa se ha estado moviendo a nivel mundial", dijo. "Lo más probable es que si se ha estado moviendo a nivel mundial, haya venido aquí. Si está aquí, quiero saber exactamente dónde está y rastrear el contacto inmediatamente, desde ese punto y luego aislarlo de inmediato".

El nuevo coronavirus que causa COVID-19 ha mutado varias veces desde que fue descubierto en China hace un año. Investigadores del Reino Unido están estudiando la nueva variante. Hasta ahora, parece propagarse más rápidamente, pero es posible que no sea una forma más grave de la enfermedad.

Si bien detectar la nueva variante implicaría "una prueba compleja", el gobernador dijo a los periodistas que los laboratorios de Nueva York, incluidos los de Northwell Health en Long Island, están a la altura del desafío.

El estado les proporcionará los reactivos de prueba necesarios para buscar la variante.

Viajeros procedentes del Reino Unido hacia Nueva York deben realizarse el test

Cuomo dijo que "Esto es cuestión de tiempo y urgencia", dijo. Mientras, varias aerolíneas acordaron exigir a todos los viajeros del Reino Unido a Nueva York que presenten una prueba COVID-19 negativa, antes de abordar sus vuelos.

Los expertos han dicho que no hay razón para creer que las vacunas COVID-19 recientemente aprobadas por Pfizer-BioNTech y Moderna sean menos efectivas contra esta variante. Cuomo dijo que se habían administrado 50.000 dosis de vacuna en todo el estado.

Más muertes y hospitalizaciones en Nueva York por coronavirus

Las cifras mostraron 9.716 nuevos resultados positivos en todo el estado el lunes de 164.868 personas a las que se les realizó la prueba de COVID-19.

El condado de Suffolk representó 1.034 de esos casos nuevos y el condado de Nassau tuvo 880. La tasa de positividad fue del 5.9% en general para el estado, 6.5% en Long Island y 4.3% en la ciudad de Nueva York.

El número de neoyorquinos que murieron por COVID-19 aumentó en 139 el lunes para un total de 28.850. Entre esas muertes se encuentran seis personas en Nassau y 12 personas en Suffolk.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!