Una nueva variante del COVID-19 podría llegar a Nueva York desde el Reino Unido, advirtió el domingo el gobernador Andrew Cuomo, mientras los hogares de ancianos en todo el estado se preparan para administrar sus primeras dosis de la vacuna al personal sanitario y a los pacientes, a partir del lunes de esta semana.

Cuomo señaló las declaraciones del primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, quien dijo que la nueva cepa de COVID-19 "es más fácilmente transmisible". Pero si bien el Reino Unido ha instituido un cierre económico y ha tomado otras precauciones, dijo el gobernador, Estados Unidos no se ha preparado para rastrear esta nueva variante, ni ha intentado evitar que ingrese al país.

"En este momento, esta variante en el Reino Unido podría llegar a territorio estadounidense muy rápidamente, con solo subirse a un avión y volar al aeropuerto internacional John F. Kennedy, JFK, hoy mismo ", dijo Cuomo durante una conferencia telefónica con periodistas.

EEUU necesita exigir más restricciones a viajeros procedentes del Reino Unido

Si bien más de 100 países exigen que los viajeros den negativo en la prueba de COVID-19 antes de subirse a un avión en el Reino Unido, Estados Unidos no lo hace, señaló Cuomo, comparándolo con la urgente necesidad de aprobar nuevas restricciones epidemiológicas para evitar que el COVID-19 ingrese a Estados Unidos desde Europa a principios de este año .

"¿Cuántas veces en la vida tienes que cometer el mismo error antes de aprender?" preguntó, pidiendo a las autoridades sanitarias federales que tomen medidas.

El comisionado de Salud del estado de Nueva York, Dr. Howard Zucker, dijo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU realizan pruebas para detectar nuevas cepas de COVID-19 de forma regular.

"Ciertos laboratorios del DOH y los CDC monitorean de manera rutinaria los virus en busca de mutaciones y nuevas cepas emergentes", dijo el Dr. Dwayne Breining, director ejecutivo de Northwell Health Labs. "Esto se realiza mediante secuenciación genética completa (ADN o ARN) y se usa comúnmente para rastrear patrones de propagación".

Breining dijo que si surge una cepa que podría ser resistente a los medicamentos o tener otras implicaciones de tratamiento, se desarrollarán pruebas de genotipado para identificarla.

La doctora Bettina Fries, jefa de la División de Enfermedades Infecciosas de Stony Brook Medicine, dijo que la mutación encontrada en el Reino Unido, que aún se está estudiando, podría permitir que el virus se una mejor a los receptores y a las células, haciéndolo más infeccioso.

"Este virus muta todo el tiempo", dijo Fries. "Las estrictas restricciones de viaje pueden darte algo de tiempo, pero eventualmente este tipo de variante también podría surgir aquí por sí sola". Señaló que este tipo de pruebas no se realizan en laboratorios estándar.

"Esto lo hará instituciones como los CDC o laboratorios académicos para determinar realmente cuál de las mutaciones importa y cuán dominantes son", dijo Fries. "Tendría que probarse científicamente varios virus y comprobar si se trata de una mutación que se encuentra en todos ellos".

Más de 9.000 nuevos contagios por coronavirus se registraron en Nueva York el sábado

El estado de Nueva York registró 9.957 nuevos casos de COVID-19 el sábado, para un total de 848.042 desde que comenzó la pandemia. Esa cifra diaria incluyó 1.145 casos nuevos en el condado de Suffolk y 901 casos nuevos en el condado de Nassau. La tasa de positividad en todo el estado, el número de casos nuevos factorizados con el número de personas examinadas, es 5.05%.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!