Después de una noche de Navidad de intensas lluvias y fuertes vientos, el Servicio Meteorológico Nacional, SMN, advirtió sobre posibles inundaciones leves a moderadas en la costa de Long Island y la compañía PSEG Long Island informó que miles de residentes se quedaron sin electricidad el viernes de esta semana por la mañana.

Algunas interrupciones podrían durar hasta el fin de semana, informaron representantes de PSEG Long Island, empresa de servicios públicos que atiende el suministro de electricidad en esta isla del estado de Nueva York.

Se espera que la lluvia continúe hasta el final de la mañana o temprano en la tarde, informó el meteorólogo Matthew Wunsch, con lo que la lluvia total en algunas áreas se acercará a dos pulgadas.

"La mayoría de los vientos, afortunadamente, han terminado", agregó Wunsch. Estas declaraciones son un aliciente para las miles de familias que se quedaron sin el servicio de energía eléctrica en sus hogares.

La causa de la tormenta, dijo Wunsch, fue un gran sistema meteorológico de baja presión cargado de humedad que empujó hacia el norte desde el Golfo de México. Al salir, el clima del fin de semana debería ser seco, al menos, hasta el lunes y "significativamente mejor". Sin embargo, hará frío, con mínimos en los 20 grados, antes de un máximo de 49 grados el próximo lunes.

Las ráfagas de viento alcanzaron las 60 millas por hora

Después de una noche en la que las ráfagas de viento alcanzaron de 50 a 60 millas por hora en gran parte de Long Island, la ráfaga más fuerte, según una medición no oficial del Servicio Meteorológico, fue de 76 millas por hora en Eatons Neck.

La policía de los condados de Nassau y Suffolk informó que estaban respondiendo a muchas llamadas sobre peligros en la carretera, como ramas de árboles caídas o líneas de servicios públicos que obstaculizan el tránsito vehicular.

En un comunicado emitido poco después de las 6 a.m., PSEG Long Island informó que había restaurado la energía a unos 14.500 clientes, pero advirtió que algunos cortes podrían durar hasta el fin de semana.

Los vientos deben amainar para comenzar a realizar las labores de restauración del servicio

El mal tiempo a lo largo de la costa este había dificultado la incorporación de equipos de trabajo de otros lugares, y los equipos locales no podían trabajar en camiones con cangilones hasta que amainaran los vientos, dijo la empresa. A las 9:51 a.m. del viernes, la empresa de servicios públicos informó que 6.740 de sus 1.1 millones de clientes en Long Island y Rockaways estaban sin electricidad.

El mal clima en Long Island provocó esta nueva interrupción del servicio eléctrico, por lo cual las personas afectadas por esta suspensión están a la expectativa de la reconexión de la electricidad, tomando en consideración sus previsiones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!