Los condados de Westchester, Rockland, Ulster, Orange y Dutchess se vieron particularmente afectados en Nueva York, con 73.926 cortes de electricidad reportados entre las cinco y las 10 a.m. del viernes, según PowerOutage.US, un servicio que rastrea las interrupciones de electricidad en todo el territorio estadounidense.

En comparación, a la ciudad de Nueva York le fue mucho mejor, con menos de 17.000 cortes reportados en los cinco condados. Staten Island representó la mayor parte de las interrupciones de la Gran Manzana, con unas 3.500 suspensiones del servicio reportados, según ConEd.

ConEd, que suministra electricidad a la ciudad y la mayor parte de Westchester, instó a los clientes a informar los cortes para una reanudación más rápida del servicio en la ciudad.

La compañía también advirtió a los clientes que no toquen o intenten mover cables eléctricos caídos, con la finalidad de evitar accidentes.

Impulsada por fuertes lluvias y vientos de hasta 65 millas por hora, la tormenta navideña también dejó sin electricidad a más de 49.000 residentes de Nueva Jersey. En todo el noreste, más de 275.000 clientes se quedaron sin electricidad; según informó PowerOutage.US.

Cuomo advirtió sobre posibles inundaciones en Nueva York

Con una gran cantidad de nieve en todo el estado de Nueva York a principios de esta semana, el gobernador, Andrew Cuomo, advirtió el jueves que "algunas áreas pueden sufrir inundaciones en la mañana de Navidad".

Cuomo informó en un comunicado que "Se está haciendo todo lo posible para prepararnos para cualquier impacto potencial y el estado está listo para apoyar a cualquiera de nuestros socios locales que puedan necesitar ayuda".

"Mientras tanto, insto a todos a celebrar de manera inteligente y a tener cuidado si viajan durante las próximas 48 horas".

Se esperaba que la tormenta arrojara alrededor de 3 pulgadas de lluvia el día de Navidad en la mayor parte del estado, antes de desaparecer a primera hora de la tarde. Actualmente, las inclemencias del tiempo marcan una segunda razón para no viajar durante esta temporada navideña vacacional.

Cuomo, el alcalde de Blasio y otros funcionarios estatales y locales también instaron a los neoyorquinos a quedarse en casa, tanto como sea posible, durante el fin de semana para frenar la propagación del coronavirus que resurge rápidamente.

Neoyorquinos deben cumplir medidas preventivas invernales para protegerse

Por otra parte, la la tormenta navideña caída en Nueva York durante esta Navidad requiere que los habitantes de este estado tomen las medidas preventivas básicas, como evitar salir a las calles o manejar a durante el día o las noches si no es necesario, abrigarse permanentemente para evitar enfermedades y cuidar más a los discapacitados, ancianos, enfermos, embarazadas y niños de los efectos dañinos que pudiera ocasionar en estas personas el fuerte clima invernal.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!