La policía de Washington realizó 68 arrestos en relación con el asalto al Capitolio el miércoles, la mayoría de ellos en las instalaciones del Congreso de Estados Unidos, dijo el jueves Robert Contee, jefe de policía en la capital estadounidense. El jefe de policía del Capitolio, Steven Sund, informó que 14 fueron arrestados. También anunció que la policía del Capitolio está llevando a cabo una "revisión exhaustiva" del ataque, incluida la planificación, las políticas y los procedimientos de seguridad. "Todavía tenemos mucho trabajo por delante para identificar y llevar ante la justicia a cada persona de esta brutal multitud , dijo a los periodistas el jefe de la policía de Varsovia".

14 arrestados tras el asalto al Capitolio

A su vez, la policía del Capitolio dijo el jueves que había arrestado a 14 sospechosos en relación con los disturbios y saqueos que tuvieron lugar el miércoles en el Capitolio. La mayoría de los sospechosos han sido acusados ​​de ingresar ilegalmente al Capitolio, y varios otros han sido acusados ​​de agredir a un oficial de policía y portar armas de fuego o municiones ilegales, informó Reuters. En su primera declaración pública, el jefe de policía del Capitolio, Steven Sund, dijo que el asedio de los terrenos y la sede del Congreso estadounidense por parte de una multitud de partidarios del presidente saliente Donald Trump que no están de acuerdo con su derrota en las elecciones de noviembre fue un "comportamiento criminal y rebelde".

Oficial que mató a Ashli puesto en licencia forzosa

Sund informó que la brutal multitud que irrumpió en el edificio usó tubos de metal, irritantes químicos y otras armas contra las fuerzas del orden. Los manifestantes atacaron a los policías y "estaban decididos a ingresar al edificio del Capitolio, causando grandes daños", dijo. Un oficial de policía del Capitolio disparó y mató a una persona que Sund identificó como Ashli ​​Babbitt, participante de disturbios.

Sund no reveló la identidad del oficial de policía, pero dijo que lo pondrían en licencia forzosa y sus poderes policiales se suspendieron en espera de una investigación.

Sund informó que la policía del Capitolio también está llevando a cabo una "revisión importante" en relación con el ataque, incluso en términos de planificación, políticas y procedimientos de seguridad.

Defendió la respuesta de su formación contra las críticas de que los oficiales no habían podido detener el asalto al Capitolio. Agregó que la policía del Capitolio "tenía un plan sólido" en caso de protestas pacíficas, pero lo que sucedió el miércoles fue un "comportamiento criminal y desafiante". Dijo que más de 50 miembros de la Policía del Capitolio y la Policía Metropolitana resultaron heridos y varios de sus policías de formación fueron hospitalizados con heridas graves.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!