Los gorilas del San Diego Zoo Safari Park resultaron positivos en el nuevo coronavirus, según informó el parque este lunes, lo que ha obligado a aumentar las medidas de protección sanitaria.

Durante meses, la pandemia de Covid-19 se ha extendido en el condado de San Diego, sin embargo, esta es la primera vez que un grupo de animales pertenecientes al San Diego Zoo Global resulta positivo en la enfermedad de coronavirus.

Igualmente, el zoo es la primera instancia que confirma la presencia del virus en grandes simios. El grupo incluye a gorilas, chimpacés, bonobos y orangutanes.

Lisa Peterson, directora ejecutiva del Safari Park dijo que los animales “están bien, tienen actualmente algunos síntomas menores, pero están comiendo y bebiendo.

“Podemos notar en ellos la diferencia, porque el equipo del zoo trabaja muy cerca de ellos”.

No es la primera vez que se infecta un gorila del zoo de San Diego

Peterson informó que desde el inicio de la pandemia, más de un gorila ha resultado positivo en las pruebas, aunque no mencionó un número exacto de animales infectados. Actualmente, el personal del safari se encuentra monitoreando a toda la tropa, tras suponer que todos los gorilas o - la mayoría de ellos - podrían haber contraído la enfermedad del Covid-19.

Los trabajadores del parque sospecharon que estos animales podrían haberse encontrado expuestos al virus, cuando se detectó que un miembro del personal estaba infectado, lo cual ocurrió hace más de una semana.

Aunque este trabajador no presentaba síntomas del virus, casi la mitad de la propagación de la pandemia proviene de personas infectadas asintomáticas; según informó el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades.

Bajo este escenario se esperaba que el empleado cuidador posiblemente hubiera infectado a la tropa, porque los humanos comparten alrededor del 98% de su ADN con los gorilas.

El personal del zoo que cuida a los gorilas observó que algunos movían poco o más lentamente que no normal y además estordudaban y resoplaban un poco al respirar. Tras esta conducta, decidieron recoger algunas muestras fecales y las analizaron para detectar la presencia de coronavirus.

El viernes de la semana pasada se obtuvo un resultado positivo, el cual fue confirmado el lunes en la mañana, gracias al apoyo de un laboratorio veterinario del Departamento de Agricultura de EEUU.

Los gorilas infectados no necesitan todavía tratamiento veterinario

Se tiene previsto, por ahora, monitorear de cerca a los gorilas, para asegurarse de que coman y beban lo suficiente para que se recuperen ellos mismos.

Peterson aclaró que estos animales son muy resistentes, porque “tienen que serlo”. “En su ambiente natural, los gorilas necesitan continuar moviéndose y estar alertas. Por ahora, el equipo de veterinarios analiza posibles tratamientos médicos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!