Los disturbios del miércoles en el Capitolio que retrasaron la votación del Congreso para confirmar la victoria de Joe Biden en el Colegio Electoral llevaron a la evacuación de la Cámara de Representantes y los senadores. Una turba enfurecida atacó a las fuerzas del orden e irrumpió en el edificio federal.

Cinco personas murieron, incluido un miembro de la guardia del Capitolio y una mujer partidaria de Trump que recibió un disparo de uno de los agentes del orden. Los alborotadores irrumpieron en las ventanas y puertas del Capitolio, saquearon oficinas y asaltaron los pasillos del edificio histórico.

Compañías despiden a los empleados que participaron en los disturbios

Una de las personas arrestadas era Bradley Rukstales, director ejecutivo de Cogensia, una empresa de datos de marketing con sede en Chicago. El hombre fue acusado de "entrar ilegalmente" a un edificio federal. La imagen de Rukstales apareció en el sitio web del FBI, y la compañía dijo que lo había puesto en licencia forzosa "en espera de una evaluación adicional" de los hechos. "[Sus] acciones eran suyas y no actuaba en nombre de Cognesia", dijo la compañía en un comunicado.

El mismo Bradley Rukstales luego tuiteó y se disculpó por sus acciones. "Mi decisión de ingresar al Capitolio fue incorrecta y lamento mucho haberlo hecho", admitió en un comunicado.

Sin embargo, no es la única persona que sufre las consecuencias de sus acciones durante el ataque al Capitolio.

La agente de bienes raíces de Chicago, Libby Andrews, fue despedida después de que publicó una foto de ella entre la multitud que atacaba uno de los lugares más importantes de la democracia estadounidense. La agencia fue fuertemente criticada por su conexión con un participante de disturbios y decidió rescindir el contrato con ella.

'Sorprendidos y horrorizados' por la participación de sus empleados en el ataque al Capitolio

Paul Davis de Texas, quien publicó videos en las redes sociales sobre su participación en los disturbios, fue a su vez despedido de una compañía de seguros. Un hombre en otras publicaciones de Facebook afirmó que estaba "manifestándose pacíficamente" todo el tiempo y que no estaba tratando de entrar al Capitolio.

El director de la empresa escribió un correo electrónico a The Wall Street Journal, destacando que la empresa estaba "sorprendido y horrorizado" al enterarse de que uno de sus empleados había ido a la capital y había entrado al Capitolio.

En Pensilvania, Saint Vincent College informó que uno de sus empleados, que trabajaba como profesor asistente, "ya no estará asociado con ellos". Los funcionarios de la universidad dijeron que habían abierto una investigación contra el Dr. Rick Saccone, quien compartió fotos de las protestas en su cuenta de redes sociales.

“Como resultado de esta investigación, el Dr. Saccone presentó la solicitud y aceptamos su renuncia con efecto inmediato”, informó la universidad.

Hay más historias similares. Además, se detuvo a más de una decena de personas.

Además de las personas que han sido imputadas, el Departamento de Justicia ha brindado información de que el proceso está "pendiente" y que podemos esperar más detenciones y acusaciones en los próximos días. Por lo que aún es posible que, además de los despidos, algunas personas sean imputadas por el delito de allanamiento del edificio federal sin autorización.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!