Autoridades de seguridad de Guatemala impidieron el paso a una caravana de migrantes hondureños este domingo, por medio de acciones violentas que incluyeron el lanzamiento de gas lacrimógeno y algunos palos. El grupo de migrantes tenía como objetivo llegar a México, para posteriormente arribar a territorio estadounidense.

La agencia EFE informó que los inmigrantes indocumentados fueron repelidos con gas lacrimógeno y palos, de parte de funcionarios del Ejército de Guatemala, cuando intentaban avanzar en una carrera hacia la región oeste de Guatemala, lugar donde están varados desde el sábado en la noche.

La caravana de migrantes está constituida por, al menos, 9 mil hondureños, según cifras oficiales. El grupo se organizó y partió desde la ciudad de San Pedro Sula en varias fases, desde el miércoles, jueves y viernes de la semana pasada.

De acuerdo a informaciones emitidas por el Instituto Guatemalteco de Migración, se han reportado a varias personas con heridas, entre los que se encuentran algunos migrantes, funcionarios militares y personal del instituto.

Los migrantes estaban varados cerca de la zona fronteriza

Los inmigrantes que están varados conforman un grupo de, al menos, 6 mil personas, mientras unos 3.000 hondureños que también forman parte de la caravana lograron avanzar, en algunos casos. Otros se han ido diluyendo progresivamente o se regresaron hacia su país de origen.

Fuentes oficiales informaron que la caravana de migrantes logró salir ilegalmente desde el viernes en la noche y el pasado sábado, específicamente por el puesto de frontera ‘El Florido’, perteneciente al departamento de Chiquimula, ubicado a 200 kilómetros hacia el oeste de la ciudad de Guatemala.

No obstante, los agentes de seguridad lograron imponer al final del pasado sábado una barrera policíaca, a unos 20 kilómetros de distancia desde la frontera de ‘El Florido’, en Chiquimula, lo que ha ocasionado que los migrantes permanezcan varados.

A las 07:00 hora local, es decir, 13 GMT, el grupo de migrantes de Honduras realizó acciones para romper la barrera de la policía, sin embargo, fueron reprimidos de manera violenta durante, al menos, un minuto por militares del Ejército de Guatemala y funcionarios de la Policía Nacional Civil, quienes tras el esfuerzo los hicieron retroceder.

Guillermo Díaz, director del Instituto Guatemalteco de Migración, informó que ya había informado a algunos miembros de la caravana, el sábado en la tarde, que no podrían pasar.

El funcionario dio estas declaraciones en una carretera donde se encuentra varado un grupo de migrantes desde el pasado sábado, en el municipio Quetzaltepeque, de Chiquimula.

Díaz agregó que se colocaron, al menos, 20 estaciones de control policial en carretera que conduciría a la caravana, desde su posición actual en la región oeste de Guatemala, hasta la frontera mexicana, situada en este de esta nación de Centroamérica.

Hondureños migrantes padecieron dos huracanes y sufren por la pandemia

El grupo de migrantes hondureños pretendía arribar a territorio estadounidense con la esperanza de tener mejores condiciones de vida, debido a los altos índices de violencia y pobreza que los afecta en el istmo centroamericano, los cuales se han exacerbados a partir de la pandemia de Covid-19 y los feroces huracanes ‘Iota’ y ‘Eta’, que tocaron tierra en noviembre.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!