El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a sus asesores que está considerando perdonarse a sí mismo antes de dejar el cargo, informó The New York Times. Trump se comprometió en un video de la Casa Blanca el jueves a una entrega en armonía el 20 de enero y condenó el ataque del miércoles por parte de sus seguidores en el Capitolio.

Se ha informado que Donald Trump podrá enfrentar consecuencias por alentar al desorden

El asesor de Donald Trump, Pat Cipollone, informó al aún presidente de los Estados Unidos que podría enfrentar consecuencias legales por alentar a sus partidarios a asaltar el edificio del Capitolio, donde murió una mujer y hubo más de 50 policías heridos, además de muchos destrozos, informó ABC News.

Anteriormente, apareció información de que Trump también está considerando indultar a sus tres hijos, a su yerno y a un abogado. Un indulto protegería contra posibles acusaciones de Donald Trump Junior, Eric Trump, Ivanka Trump, yerno Jared Kushner y el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, informó "The Huffington Post". Estas personas aún no han sido acusadas de nada, por lo que no saben de qué extactamento los protegería su indulto - destacan los medios estadounidenses .

Grabación de la Casa Blanca

El video de Trump de la Casa Blanca del jueves, que apareció en la web, se interpreta como una renuncia a la lucha por mantener el cargo más alto del estado y poner fin a la impugnación de los resultados electorales, que fue declarada legal por el Congreso la noche del miércoles, después del asalto al Capitolio.

El aún mandatario dijo a través de un video en twitter que los resultaods ya habían sido aprobados y que el día el 20 de enero que el nuevo presidente, Joe Biden, tomara protesta, dirigiría todos sus esfuerzos para garantizar un traspaso de poder en armonía, de manera ordenada y sin problemas ya que ese era un momento para la reconciliación, pues reconocía que ese año había sido especialmente difícil para todos por el tema de la pandemia.

El presidente denunció el "atroz ataque" al Capitolio y dijo que al igual que todo el país se sentía indigando y ofendido por la violencia que se había generado ese día. También aseguró que al ver lo que sucedía, de inmediato había enviado a la Guardia Nacional y las fuerzas de seguridad federales para contener el caos y expulsar del Capitolio a todas las personas que lo habían "tomado" ya que ante todo, su país "es y debe ser siempre un país de ley y orden".

Y agregó que todos los que se habían manifestado de manera tan violenta ese día (es decir, sus seguidores) habían deshonrado la sede de la democracia estadounidense y que por ello, desconocía a todos los involucrados y advirtió que todos aquellos que hubieran violado la ley, pagarían por ello.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!